BLOG LÍDER EN HUMANIDADES MEDICAS Y FILOSOFIA DE LA MEDICINA.
FUNDACION LETAMENDI- FORNS

Archivo
Etiquetas
AACH
Abel F.
Abell AM
Abhiman
aborto
Abraham André Moles
Adam-Smith J
adisex
Adler S.
Adolescència
Agamben G.
Agarwal A
Agente moral
akrásico
Alcoberro R
alcohol
Aleksievich S.
Almazán J
Altarriba A.
Altozano J.
altruismo eficaz
Altschuler DR
Álvarez C
Álvarez Herrero C
Ansiedad infantil
Antonio Escohotado
Aprendizaje Colaborativo
Aramburu F
Arbitraje
Archives Audiovisuelles
Argumentación
Ariely D.
Armengol Rogeli
ARN doble hebra
Arquetipos
Arrogancia
arrogancia epistémica. epistemócrata
Arsuaga JL
Artificial Intelligence
As Bestas
Asieslavidix
Asociación Economistas de la Salud
Asperger síndrome
Atención Primaria
Atención Primaria de Salud
Autismo.
AVATAR Theraphy
Axel Honneth
ayuno
Azagra R
Baca Enrique
Bad Medicine
Bad Science
Baggini J
Bakunin M.
Balaguer Garcia E.
Barbey C
Bárcena Agustín
Barea R. Mouawad
Baroja Pio
Barona Josep Lluis
Bayés Ramón
Bayes Teorema
Becchi P.
Bedate CA
Belinchón M
Benjamin W
Bensing J
Bentham J.
Berstein RJ
Biblioteca Digital Hispánica
Biblioteca digital mundial
Biblioteca Miguel de Cervantes
Bill Gates
Bimbela JL.
Bioética Congreso Nacional
Bioética Narrativa
bioética.
Black Swam
Blanco Alfonso A.
Blasco I
Blasco JLl
Blatt R
Blogosfera Vasca
Bloom P.
Boghossian P
Bok S
Boladeras Margarita
Boletin Bioética Universidad Complutense
Bonal Pablo
Borkan J
Borrell F
Bostezos
Botul JB
Bóveda-Fontán J
Brainfacts
Breithaupt F.
Brendel A
Brockman J
Broggi Marc Antoni
Buber M
Buckman R
budismo
bullshit jobs
Bunge M
Burnout
Byung-Chul Han
Cabezas M
Calsamiglia Helena
Calvo Rico R
Cambio climático
Cambridge action
Camps V.
Camps V. ; Discapacidad
Caos
carbimida
Carey N
Carolina Guiriguet Capdevilab
Carrere E.
Carrillo N.
Cartelización partidos
Carter Ch
CAS-9
Casacuberta D.
Casado S.
Cassirer E
Castilla del Pino Carlos
Cátedra de cultura científica
Cátedra UNESCO
Celíaca enfermedad
celos
célula estructura
Central de Resultados
Centro Estudios Riesgos Existenciales
cerebro
Cerebro narrativo
CERMI
CESCA
Charles A.
Charles Baudelaire
Charon R; Medrano J; England Journal of Medicine; Hooker C
ChatGPT
Chistes
Chocorua
Churchland PM
Cine
Cinefórum
cinismo
Cisne Negro
Climática
Clinical Perception
CO2 capture
Coexperimentar
Cognición educada
Cohen D
colapso cultural
colapsología
Colme
Colorado O
Comitè Bioètica Aragón
Comité Bioética Catalunya
Comitè Bioética de Catalunya
Comité Europeo Prevención Tortura.
Common Ground Publishing
Compersión
comunicacion modelos
Comunicación no verbal
Comunidades Autónomas
conciencia
conciencia moral
conciencia trastorno de
conectoma
Conesa F
confidencialidad
Congreso Comunicación y Salud
Congreso Religiones Chicago
Conill J.
consejo médico
consenso SEGC sujeciones
Consentimiento Informado
Contemplative Mind Center
contención mecánica
Conversaciones
copago
Corbin A
Corrado Sinigaglia
Cortina A.
Cortina Adela
Couceiro Azucena
CountBlissett
Coursera
COVID19
Crane T
creativity
CRISPR
Critchley HD
criterio decisión
Critical feeling
Critical Thinking
Cruess RL
Cruz M
Cultura
Curie M.
D´arcy E
d´Ors P.
Damasio A.
Dawkins R.
De Waal F.
deberes supererogatorios
Decisiones Anticipadas
Declaración de Helsinki
Del-Re R.
Deliberación ética.
Democracia
Dennet Daniel C
Derbyshire SWG
Derechos Humanos; Derechos Menores; Jornadas Moises Broggi; Emociones
Derrida Jacques
deshumanización
Dewey J
diagnóstico diferencial
Diagnóstico precoz cáncer
Diamond JM
Díaz Marugan V.
diccionario filosofía
Diderot
Didion J.
Diéguez A.
Difficult Conversations
Dignity on trial
Dilemas morales
dinero
Discapacidad
discutir
DislipEM
disruptores endocrinos
Dix D.
Doctorow EL
Doctutor
Doidge N.
dolor fetal
Domingo T
Doyle C
drapetomania
drogas
Dugdale DC
Dwyer CP
Dytective
Eagleton T
EASP
Eco U.
ecoaldeas
EdX
efecto Pinocho
eficiencia.
Eguizabal R
Eichengreen B
Eilenberger W
El alma pública
el Bajau
emocionalismo
Emociones
Emotion
empathy
Empatía
Enfermería
Enjuanes L
ensayo clínico
Entorno residencial
entrevista motivacional
Epicuro
Epidemiología
Epidemiologia social
epifenomenalismo modular
Epigenética
epistemología
Epistemologia
epistemología etapas desarrollo
Epstein RM
Epstein Ronald
Ermengol Coma Redonb
Errores clínicos
Escandell V.
Escéptico Digital
escucha.
Escuchar
Escuela Pública
esperanza
Espert N.
estudiantes medicina
Ethos democrático
Ética cosmopolita
ética responsabilidad
etología
Eudemonismo social
Euroethics
Eutanasia
Evans D
evolución
Extintion Rebellion
Ezequiel J Emanuel
falacia
falacia de la evidencia silente
falacia naturalista
falacias
Family Medicine
fanatismo
fatiga decisión
Faure P
FEAPS
Feito L.
Feldman F
Felicidad
Fernández Abascal EG
Feyto L
filosofia de la ciencia
Filosofia Medicina
filosofía moral
Florescencia
FOESSA
Folia Humanistica
Folklore Revista
FOMO
Fonda Filosófica
Ford Sarah
Forney E.
Foster J
Fournier Jean-Louis
Fowler JH
fracaso escolar
Fragilidad
Francesc Borrell
Frankfurt Escuela
Fraternidad
Fred Platt
Frédéric Paulhan
Frederic W. Platt
Freud S
Friedli L
fRMI
FronterasCTR
fuentes i
funciones racionales
Fundacion Ana Bella
Fundación Iatros
Fundación Letamendi-Forns
Fundacion March
Fuster Joaquin
Future of Life Institute
G.; March JC; trabajo equipo; Wellcome Foundation; Fisterra.com; Fitzgerald FT
Gamificación
García Campayo J.
García Morente M
García Rolando
Garcia-Albea JE
García-Alonso M
Garret B
Gates B.
Gazzaniga MS
GEHUCT
gen egoista
genética. placebo
Georg Simmel
Gervás J
Ghostwriting
Giacomo Rizzolatti
Gingerenzer G
Giubilini A
Gold A
Goldacre B.
Goldman B.
Gomá Lanzón
Gomá Lanzón Javier
Gómez Pin V
González Antonio
González Blasco P.
González Blasco Pablo
González García M
González Quirós JL
González Valenzuela J
Google talks
Gornick V.
Gracia D
Gracia Diego
Graeber D
Graphic medicine
Greater Good
Gregorio Marañón
Grifols Fundación
Grupo Comunicacion y Salud de España
Grupos Balint
Grupos de lectura
Guerra Afganistán
Guillaume L. Duprat
guion
Guiones de predicción.
Gustave Le Bon
Habermas Jürgen
Hábito
Han PKJ
Hans Freyer
Harari Y
Harari YN
Harcourt E
Harris M
HASTAC
Hastings Centre
health literacy
Health talk on line
Healy D
Heces
Heidegger M
Hektoen Institute
Henri Bergson
Her
Herbert Spencer
Hernández Aguado I
Hernandis E.
Herramientas catalogación
Herrero J.
Herreros Ruiz-Valdepeñas
Hetherington S
heurísticos
Hibiscus
Hidrógeno
Hierro Pescador J
Hildegarda de Bigen
Hipermoralización
hipertensión
Hipocondría moral
Historia Medicina
Holocausto
Hombre de Ötzi
Homeopatía
Homo Deus
Homo Sapiens
Homo Sapiens; Posthumanismo; Capdevila C.; Manrique J; Trasure J
Hospitalidad
Howick J
Human Right Watch
Humanidades Médicas
Humanización
Hvistendahl M
ICHOM
Identidad
Identidad de genero
identidad personal
Ideologia de género
Ig Nobel
Igualitarismo
Illness Script
Imaginación
inadaptado
Incertidumbre
Indicadores SNS
Índice de Bienestar
Indisponible
Industria Farmacéutica
Inercia comunicación
Inercia corporal
Inercia cultural
Infancia
Infoamérica
informacion
Ingelfinger FJ
Inner voice
Innerarity
Innerarity D
Inneratiy d
Institute Medical Ethics
instituto
Instituto de Filosofía
Instituto Psiquiatría Dr. Ramón de la Fuente
Inteligencia Artificial
Inteligencia Artificial (IA)
inteligencia artificial generativa
Inteligencia colectiva
intención
International Network for Narrative Medicine
International Network Narrative Medicine
Interrupciones en la consulta
interser
intimidad
intuiciones éticas
investigación
Irvine WB
Isaiah Berlin
Ivanov
Jablonski N
Jackson T
Jakobson R
James Lind Library
James M. Baldwin
James W.
James William
Javier
Javier Echevarria
Jean Maisonneuve
John McKinlay
José Antonio Seoane
Jovell Albert
JSTOR
Jung CG
justicia
Justificación retrospectiva
Kahneman D
Kandel Eric R
Kant Immanuel
Karl Otto
karma
Kassirer JP
Kathinka Evers
Kayrós
Kim
Konnkova M
Kornblith H.
Küng H
Kurzban R.
labatut b.
Laboratorio Cognición
Laín Entralgo
Lain Entralgo P
Lamm Claus
Larson Eric B
Lauer C.
Lázaro José.
Le Bon
Learning Evidence Based
lee sedon
lenguaje
lenguaje intensional
Levitin DJ
Levy DM
Lewis Alfred Coser
ley del doble efecto
Liberal leninismo
Lichtenberg P
Liderazgo de última palabra
Lieb K
limitación esfuerzo terapéutico
Living Planet
Ll. Darwin
Llaneras K
Loayssa Lara R
López García-Franco A
López Gijon J.; Córdoba; Sociedad Navarra de Geriatría; Revista Iberoamericana de Bioética; La tregua; Blade Runner; Rhodes J
Lubman DI
Lucien Lévy-Bruhl
Lucy
Luri G.
M; Shorter E.; Healy D.;Lorenzo G ;Quill T; Broggi MA; ASCIDE;
MacIntyre A
Madurez epistémica
Magallón R
Malo P.
Mandel L.
maniac
Manifiesto Oviedo Salud Mental
Manufacture of sense
mapping
Marc-Alain Descamps
marcador somático
Marías J
marihuana
Marina JA
Marina Jose Antonio
Marraud H.
Marsh H.
Martin-Asuero A
Martínez González; María de Codés; Alvarez González Beatriz; Fernández Suárez Ana; Seguridad Clínica: Schmid W; Bentall RP
Marx K
Marxismo
Masón CE
masturbación
Materia
Matlwa K.
Mauksch LB.
Maulsch LB
Maurice Halbwachs
mckee r
McMahan
McNabb D
McWiney I
Medical History
Medical overuse
Medicina basada en evidencias
Medicina Basada en la Evidencia
Medicina Gráfica
Medicina Narrativa
medicina personalizada
meditación
Meditation
Medium
Medrano J
Memoria Histórica
Meneu R.
Mercader C.
Mercè Marzo-Castillejoa
Meritocracia
Metaconición
Metaculus
metafísica
método científico
MicroBIO
Migraña
Miller BJ
Millines Dziko T.
mindfullness
Mindware
Minué S.
mística
Mitchell J
Mitjana X
Modelo Centrado en el Paciente
modelo colaborativo
Modelo Toulmin
Molero E.
Molins Roca J
moneda
Montaigne M
Monty Hall
MOOC
Mora F.
Moralidad
Morris D
Moscoso J
Mosterín Jesús
Mother Pelican
Moumjid N
Moya Carlos J
Moyniha R
mRNA
muerte
muerte cerebral
Multiversión
mundo real
Murakawi H.
Museo Vasco Historia Medicina
música.
Musons J.
Mutilación genital
narrativa anti-vacuna
Narrativa autobiográfica
Narrativity
Narratología
naturaleza humana
Naukas
Navarro F.
Nazis
Nazismo
NCLD
necesidad seminario
Negacionismo COVID
negligencia
neutralidad ciencia
Newman John Henry
Nisbett RE
Novatores
Nubiola J
Nuffield Council
Nussbaum Martha
Nutt D
O´Connor T
objeción de conciencia
objetos evocativos
Occhiuzzi F
OCW
Olea Nicolas
Onfray M.
OPS
Optimismo
Orea L.
Orejudo A.
Orozco Fernando
orquesta
Orquesta Médica Ibérica
Orrin E. Klapp
Ortega F
Ortega y Gasset
Ortún V.
Orwell G.
ostensión interna
osteoporosis
Ownby D
Ozawa S.
Pagès F.
Palmer Parker J
Pandemia
Paniker S.
Panikkar R.
Pankseep J
Panóptico
PAPPS
parentesco
Parga Carmen
Participación Paicente
pasión
Pasquale Rossi
Patient Centered Guide
Patrón interpretativo
PCORI
Pedagogia Basada Evidencias
Peek J.
Peirce ChS
Peña A.
Pensamiento Crítico
pensamiento implacable
Pensar
pensar verídico
perdón
Pereza intelectual
Perona Angeles
Perplejidad
Peterson J.
Pfaff DW; Altruisitic brain; decisiones compartidas; TDAH;
Pharmacopeia
Pharmageddon
Philosophy of Action
Philosophy of Psychiatry
Phylosophy of Medicine
Pinker S.
Pinker Steven
Placebo
Plat F.
platonismo metafísico
platonizar
pleitos
podcast
Poe – Inteligencia Artificial
policronicidad
Popper K.
Porta M
Porter ME
pos-verdad
post-truth
Posturas
Power Atlas
Poyatos Fernando
Pragmatismo
Predicción
Prego C.
Prehn O.
Primates
Privacidad
probabilidad
Pronosticador
Proust J.
Pseudociencia
psicoanálisis
psicolingüística
Psicologia positiva
Public Health and Social Justice
publicidad
PubMed
pueblo Svante Pääbo
Puertas D.
Punset Eduard
Puyol A.
Quine WVO
Quintana-Murci
quovadisgaleno
racionalidad
racionalidad limitada
Rafael Garza Livas
Raising Happiness
Rationale
Rawls J
Razonar
realismo científico
Reber R.
RECERCAT
recursividad
Redes neurales
redes sociales
Redondo P
Reflexion
Relación terapéutica
religión
religiones
Rendueles C.
Renovación pedagógica
Repositorios
Representación Social
Research Channel
Researcher ID
Resignación síndrome
retretes
retroprogresión
Revista de Filosofia
Revista de libros
Revista de Medicina y cine
Revista Internacional de Humanidades Médicas
Revista Salud Mental
Rey Luis II Baviera
Rhodes J
Richard Dawkins Foundation
Richard Sennett
riesgo cardiovacular
Riesgo Moral
Riesgos tecnología
Rigola A.
Robador Oihana
Robertson EM
robot
Roca G.
Rodríguez Delgado M.
Rodríguez González Mariano
Romanticismo
Room R
Rorty R.
Rosa H.
Rosen Ch.; Sen A.; justice; niti; nyaya; The Spudd; Emotion
Rosen Foundation
Rowlands M
Royal College Physicians
Rubert de Ventós X
Ruiz Moral R
Russell B.
Saborido C.
sacerdocio
Sádaba I
Sadaba J.
Salgado P
Saltman A.
Salud Mental
Salud Pública
Salud y dinero
salud_definición
Salunautas
Salvador Casado Buendía
Sampedro JL
San Martin J
Sandel Michael
Sandel MJ.
Sandis C
Sandkühler J.
Sans-Fitó A.
Sanz Eduardo
Sartre Jean Paul
Savater F.
Savulescu J
Scheurich A
Schilthuizen M
Schulz J
Scruton R.
Searle JR
Seguridad Clínica
seguridad del paciente
Self talk
Seminarios Moisés Broggi
semiotica
Sentimiento homeostático
serendipia intelectual
Serra M
Servicio Nacional Salud
Servigne P.
Seth A
Seung S.
sexualización
Shared Decisions
silogomanía
Simó J
Simon Lorda Pablo
Simposium Internacional Instituto Iatros
Simposium Tecnociencias
Simpson
Singer P.
Sistema Nacional de Salud
Skeptic Society
Skrabaneck
Sloterdijk P.
Smith A
sobrediagnóstico
Sociedad de estudios peirceanos
Sociedad desarrollo pensamiento crítico
Sociedad desconocimiento
Sociedad numérica
Sociedad W James
Sócrates
Sofismas
Soldevila C
Solomon Robert
Sorogoyen R
Spiegelhalter D.
STAT
Steiner G
Steinhof
Stevens R.
Stevenson L
storydoing
storytelling
Strawson G.
suicidio
Suzana KE
Szabó M
Taaner Lectures
Taleb Nassim
Taleb NN
Tamir D.
TDAH
Teaching Professionalism
Team teaching
Team teaching Rendueles C. Igualitarismo Meritocracia Cartelización partidos Extintion Rebellion Conciencia
Técnicas Docentes
teorema de Bayes
Teoria de la Mente
Teoría del Otro.
Tesis Doctorales Buscador
test diagnóstico
The American Academy on Communication in Healthcare
Théodule Armand Ribot
Thesaurus
Thomas N.
Tiempo
Tizon Jorge
Tolerancia
Tomás Domingo Moratalla
Tomassello Michael
Torralba F.
Tower Sargent L
Tranche S.
Transexualidad
Transhumanismo
Trastorno del Espectro Autista
Trastornos Aprendizaje
Trastornos del Aprendizaje
Trastornos del Aprendizaje y familia
TRE
Tulchinsky I
Turkle S
Twitter
Unamuno
Uncategorized
Uncertainty Threshold
UNED
Unicef
Universidad de los pacientes
Universidad Pontificia Comillas
UTAE
Utopía
Vacunación obligatoria
Valcárcel A.
Valdecantos A.
Vallés CG
Valor el
Varela J.
Venet E.
Vergés Ll.
Verghese A.
Vesalio
Vidal F
Vilà R
Vilardell M.
violencia género
violencia seminario
viruela
Virus
voluntad
voluntades anticipadas
von neumann j.
Vulnerabilidad
Vulnerabilidad social
Wagensberg J
Waldinger R.
Watt Smith T.
Watters E
Watzlawick Paul
Web of Knowledge
Weinstein M
Weird Experiments
Welcome Library
Weston A.
William McDougall
Wilson EO
Wittgestein L
Wootton David
Wulff HR
Y. Harari; Harris M.
Yalom ID.
Yo
Yo - estabilidad del
Yo - narrativo
Yoga
ypi.L
Zachar P
Zaid
Zander B.l
Zen
Zizek S.
zonas de convergencia-divergencia
Zubiri Fundación
Zuckerman EL
Zweig S.

BOLETIN IATROS, MARZO 2023

CÍRCULO DE CIBERLECTURA

- ÍNDICE

Noticias.- Espacio Diego Gracia. Congreso Comunicación y Salud.
Comentario de libros.- Pensar claro. Dios, entre otros inconvenientes.
Webs de interés.- Metaculus.
Película comentada.- Entrevista a X. Rubert de Ventós.
Vídeo recomendado.-

NOTICIAS

1-Espacio Diego Gracia:
La Fundación Letamendi-Forns, en convenio con editorial Triacastela, pone a disposición de la comunidad latinoamericana las obras esenciales del filósofo español Diego Gracia Guillén. Podéis descargaros dos nuevos libros en Open Access:

  • *Gracia D. «Valor y precio». Ed.Triacastela ISBN: 978-84-95840-74-5
  • *Gracia D. «Como arqueros al blanco». Ed.Triacastela ISBN: 84-95840-13-8

Además de los que ya teníamos: “Procedimientos en bioética” y “Voluntad de verdad”.

Para descargaros los libros tendréis que registraros en el Campus Virtual, donde por cierto también tenéis acceso al Curso de Trastornos del Aprendizaje, que han realizado más de 500 profesionales de la educación y la salud.

LINK: https://campusvirtual.fundacionletamendi.com/

2-XXXII Congreso C&S, Zaragoza 2023.  23 al 25 de marzo del 2023.
Inscripciones y detalles:
https://comunicacionysalud.semfyc.es/
Ver el programa aquí.

3.-Curso “Aprendiendo a enseñar”.
Curso dirigido a personas con responsabilidades de formación o docencia en el área de la bioética. Fundación Ciencias de la Salud. Curso presencial dirigido por el profesor D. Diego Gracia, y con la participación de F. Borrell, J. Júdez, Mabel Marijuan, J.Zarco, T.Domingo, R. Altisent, etc. Septiembre 2023.

https://www.fcs.es/area-de-docente/cursos-con-matricula-abierta

4.-II Congreso Internacional de humanización de la asistencia sanitaria.
Facultad de Medicina de la UCM, 19-20 de abril de 2023.
https://hsanidad.org/ii-congreso-internacional-de-humanizacion-de-la-asistencia-sanitaria-madrid/

COMENTARIO DE LIBROS

Llaneras K. Piensa claro. Ocho reglas para descifrar el mundo y tener éxito en la era de los datos. Debate. Barna 2022.

Es difícil orientarse en un mundo complejo más allá de nuestra realidad cotidiana, por no decir doméstica. Pero decisiones que impliquen comprender el funcionamiento económico, social o político, se nos muestran cambiantes y elusivos, incluso para expertos. La práctica médica trata de modelar y predecir si un niño con fiebre tiene una infección vírica o algo más serio. Un pediatra hará una predicción mas ajustada que la madre, pero siempre hay márgenes para la duda. En el Boletín Iatros de Abril 2022 hablamos precisamente de la incertidumbre en las profesiones sanitarias.
Kiko Llaneras expone con claridad algunos principios de la Estadística aplicada a la comprensión de un mundo complejo. Como advierte en la pág. 208, usamos las probabilidades para describir un mundo que siempre tiene la capacidad de sorprendernos, y ello se debe a que desconocemos muchas de las variables que interactúan sobre un fenómeno concreto. Si tuviéramos un conocimiento perfecto tanto de estas variables como de la manera en que se influyen unas con otras, el mundo dejaría de ser probabilístico. El croupier tiraría la bolita de la ruleta, y por el ángulo de tiro, fuerza, rotación de la ruleta, gravedad, fuerzas de Coriolis, etc.,etc., adivinaríamos a qué número iría a parar. El mundo se nos aparece probabilístico no porque en origen lo sea, sino porque nuestro conocimiento es limitado. Las probabilidades de un determinado fenómeno expresan la imperfección de nuestro conocimiento.

El libro que comentamos puede considerarse una excelente introducción a conceptos de probabilidad. También puede interesar a docentes y personas que se manejan en la incertidumbre, (como somos os profesionales de la salud), sobre todo por la claridad expositiva y las muchas ideas que nos ofrece para aplicarlas a la docencia. Las 8 reglas que Llaneras nos ofrece derivan fundamentalmente de la Estadística, y son las siguientes:

 

1.- Acepta la complejidad del mundo: recordemos la pandemia del COVID…. De la noche a la mañana los casos de COVID explosionaron y muchas personas pasaron de dudar si eso del COVID era una broma, a estar confinados en sus casas. En general esperamos que la población de ratas y conejos crezca poco a poco…. Pero no es así. Su crecimiento, en ausencia de depredadores, es exponencial. También lo adivinó Malthus para los humanos….
Además, muchos fenómenos tienen multitud de variables que los modifican. En Medicina resulta muy útil diferenciar entre causas necesarias, coadyuvantes, que precipitan una enfermedad, o la modifican… Un modelo de causalidad que no aborda el libro de Llaneras pero que todo galeno debería conocer. Y de lo simple emerge lo complejo, lo que significa ni más ni menos que ahí entra el azar. Pero cuidado…. Para un experto no hay tanto azar como el que percibe el novato. Por eso un aprendiz de inversor hará bien en asesorarse. En todo caso aceptemos la advertencia que no hace Taleb en el Cisne Negro: el mundo está compuesto por fenómenos que siguen la curva de Gauss, y otros fenómenos extremos, (como el estallido de un volcán o el éxito de una novela), (ver Boletin Iatrós Febrero 2021).

2.-Piensa en números: “Tus estadísticas no pueden capturarlo todo, pero sin estadísticas vas a capturar todavía menos”, nos advierte el autor. Pero hay que saber leer los gráficos y dominar los estadísticos más importantes, como la media, la mediana, las desviaciones estándar…
En Medicina nos resulta imprescindible entender en profundidad el concepto de “cola” de la distribución, robustez de un ensayo clínico y de intervalos de confianza. Recomiendo para ampliar estos conceptos el libro de Martínez-González M “Bioestadística amigable” (Ed. Diaz de Santos), y para media, mediana y moda este link. El libro de Llaneras puede ser una buena introducción.

3.-Protege tus muestras de sesgos: En este caso Llaneras explora los errores que condujeron a predecir el triunfo de Hillary Clinton, cuando en realidad las ganó Trump. Los hombres blancos con escasos estudios estaban infrarrepresentados en las muestras. Llaneras es experto en sondeos electorales, y resulta interesante su explicación de cómo se hubiera podido solventar este sesgo usado las mismas encuestas que fallaron. La técnica consiste en sobre ponderar segmentos de población que pueden quedar escondidos en grupos más amplios. Por ejemplo, en el caso de las elecciones de EE.UU., los hombres blancos sin estudios quedaban invisibilizados en el grupo de hombres blancos. Por consiguiente es importante preguntarnos cuáles son los sesgos que puedan tener nuestros datos, (otra vez en el ejemplo: “¿hay un subgrupo de hombres blancos que voten de manera muy diferente al resto?”).
Otro principio que enfatiza es que, si dos variables están condicionadas por una tercera, puede producirse un sesgo por colisión. Los estudiantes de Harvard se seleccionan porque o son muy buenos estudiantes o son muy buenos deportistas. Por consiguiente, si deseamos hacer un estudio sobre capacidades matemáticas y rendimiento deportivo, la Universidad de Harvard no nos servirá, porque estos estudiantes han sido seleccionados de manera no aleatoria.

4.-Asume que atribuir causas es difícil. Correlación no implica causalidad. Cuando encontramos una asociación entre dos fenómenos, hemos de plantearnos si hay factores de confusión. En lugar de causa-efecto, ¿pudiera ser que estemos mirando un fenómeno condicionado por una tercera variable que desconocemos? Los deportistas de élite puede que tomen mucho café, pero ser deportista no implica que directamente se tome más café.

Atribuir causas es dificilísimo, como reiteradamente nos recuerdan algunos fracasos en Medicina. En ocasiones se atribuye la mortalidad a infecciones víricas, pero en realidad se debe a sobreinfecciones bacterianas y desnutrición. Un aspecto que no introduce Llaneras es la necesidad de tener modelos robustos que expliquen las relaciones causales.

5.-No desprecies el azar. Los sucesos regresan a la media. O dicho de otra manera: dos padres muy altos tendrán hijos probablemente más bajos. Y a una primera toma de tensión arterial le va a suceder otra toma probablemente con valor más bajo. Es decir, “después de un resultado extremo, lo más probable es un resultado menos extremo. A lo excepcional le sigue lo normal”.
Por otro lado cuando analizamos un fenómeno, por ejemplo, efectos secundarios e indeseables que produce un tratamiento nuevo, vamos a encontrarnos síntomas efectivamente derivados de este tratamiento, (por ejemplo, cefaleas, nauseas…), pero otros que los pacientes pueden referir derivados de otras enfermedades o circunstancias completamente idiosincrásicas, o por puro azar. Ello implica que debemos ser muy prudentes y distinguir en lo posible los efectos secundarios plausibles, (explicables por el modelo bioquímico y fisiológico), de los que no. No es tarea fácil.
Llaneras también se refiere a una situación harto común en trabajos de investigación que realizamos en Ciencias de la Salud: establecemos muchas correlaciones entre diferentes variables, y al final encontramos relaciones por simple azar. Una cosa es explorar, lanzar hipótesis a partir de este tipo de análisis de “perdigonada”, y otra cosa es diseñar un trabajo para verificar la existencia de una correlación.

 

 

6.-Predice sin negar la incertidumbre. He insistido en múltiples artículos sobre la necesidad de que los médicos nos expresemos en términos de probabilidad…. “lo más seguro es que tenga una pulmonía, sin embargo nos aseguraremos y….”; “también no podemos cerrarnos a otras posibilidades, y en este sentido….”. Ello no debe ser obstáculo para actuar, pero si para tener la cabeza abierta a admitir que nos hemos equivocado. Nada más temible que querer ignorar un dato que desmiente nuestro diagnóstico, por la pura pereza de reconsiderar dicho diagnóstico, (y quizás porque sentimos que se lesiona nuestra autoestima).

7.-Admite los dilemas y haz malabares. Si compramos un arma de fuego para sentirnos más seguros, puede ocurrir que logremos exactamente lo contrario: que el delincuente nos ataque con mayor virulencia. Realizamos a diario lo que Llaneras llama “apuestas unilaterales”. Compramos lotería ilusionados por la posibilidad de ganar dinero, cuando la probabilidad de perderlo es abrumadora. “Muchas cosas son más complicadas de lo que parecen y esconden dilemas que no son evidentes de un vistazo”, nos advierte el autor. Quizás estemos pagando un seguro de mantenimiento de un aparato eléctrico que en pocos años cubriría la compra de otro nuevo. Y cita como dilemas irresolubles: “la libertad y la seguridad absolutas no son compatibles, la justicia es incompatible con la piedad, y la autonomía individual con la cohesión de grupo. (…) Tienes que llegar aq acuerdos incluso contigo mismo, como cuando una parte de ti quiere hacer algo (¡Salgamos esta noche!) y otra dice que no deberías (….) La vida es una sucesión de elecciones y cada una de ellas se desvanece sus alternativas, que se pierden como recuerdos borrosos” (pág. 240-1).

La palabra “dilema” va apareciendo en el libro para enfatizar intereses contrapuestos. En este sentido alude al economista V.Pareto, quien enunció el llamado “frente de Pareto” que consiste en una gráfica que relaciona dos variables dilemáticas, y trata de encontrar un punto óptimo entre ellas. Sería el caso de una negociación entre autor y editor de un libro, en el que ambos tratan de optimizar su beneficio. El punto óptimo será aquel en que ambos ganen.
Me viene a la memoria Rawls, que postulaba un equilibrio entre los beneficios de una persona experta en alguna materia, o propietaria de una empresa, y el bien común. ¿Cuál debería ser el impuesto aplicado sobre sus beneficios? Si el Estado se queda con una parte muy sustancial, puede ocurrir que muchas personas de valía desistan de esforzarse. En tal caso la actividad económica global, (y el bien común), salen perjudicados. Encontrar un equilibrio es el llamado “punto Bentham” de Rawls, (Ver Boletín Iatrós de Noviembre 2013).
Pareto quizás sea más conocido por su famosa ley: “el 80% de los resultados vienen del 20% de las causas”. Esta ley se cumple en campos tan diferentes como los estudios de satisfacción, la acumulación de propiedades y riqueza, las causas de mortalidad, etc.,etc.

8.-Desconfía de tu intuición. Somos intolerantes a la incertidumbre. El gran peligro es sacar conclusiones precipitadas, (es lo que solemos hacer a diario). Nuevamente Llaneras nos aconseja relativizar los primeros pensamientos intuitivos. Queremos explicarnos cosas que en ocasiones son muy difícil de explicar, y lo hacemos tomando por bueno lo primero que nos viene a la cabeza, o la última charla o lectura. Tenemos un exceso de confianza en nuestras opiniones, (y ya no digamos si tenemos la costumbre de “pontificar”). Creemos entender cosas que realmente no entendemos.

Si hemos asimilado todos estos conceptos llegaremos a pensar como un “superpronosticador”. Personas que adivinan de manera fiable aspectos del devenir. ¿Cómo piensa un superpronosticador? He aquí el resumen de Llaneras:

  1. Predice con probabilidades. Mejor decir “tiene el 65% de probabilidades de ganar este partido de fútbol”, a decir, “este equipo gana seguro”.
  2. Preocúpate de estar bien calibrado: “¿cuánto puede valer este cuadro?”; mejor consultar cuadros similares, subastas, etc.
  3. Piensa como una esponja: es decir, veamos diferentes perspectivas del problema, evitemos focalizarnos en una sola visión, o una sola versión de un problema.
  4. Lleva las cuentas de lo que pasó antes: “¿Hay precedentes?, ¿alguien escribió sobre este tema?”
  5. Razona pensando en Bayes: por un lado tiene en cuenta que las prevalencias determinan los resultados de un test diagnóstico, o la simple probabilidad de que un signo o síntoma sea debido a una causa concreta. Por ejemplo, es más probable que en época invernal tenga fiebre por gripe que no por la fiebre del Congo. Por otro lado, puedo conjeturar la probabilidad de un fenómeno. Por ejemplo, si además de fiebre, la persona tiene dolor de huesos, cansancio, tos irritativa…. La probabilidad de tener gripe va aumentando.
  6. Agrega bien las diferentes señales, (u opiniones, o pronósticos). Por ejemplo, pide una segunda opinión, o consulta el apartado “opiniones” antes de realizar una compra.
  7. Ten la misión de acertar: posiblemente te juegas tu prestigio haciendo afirmaciones tajantes. Pero si no haces ningún tipo de predicción no añades valor, eres irrelevante. Hay que encontrar un punto de equilibrio.
    Si estáis interesados en esta temática no os perdáis el comentario sobre Metaculus, en el apartado de comentarios sobre portales de Internet.

 

COMENTARIO CRÍTICO:
Un libro excelente como introducción a conceptos de estadística y de metodología de la decisión. Echo en falta ahondar en el tema de la causalidad, ligado a otro aspecto importante: los modelos. En este Boletín hemos hablado ampliamente de ambos aspectos. Por esta senda llegaríamos al concepto de pensamiento crítico, (yo prefiero hablar de “cognición educada” (ver en YouTube “pensamiento crítico, medicina basada en evidencias y práctica clínica, UDAFyC 2021).
Finalmente creo que el libro también se beneficiaría del concepto de “problematizar los dilemas”. Este asunto lo aborda magníficamente Diego Gracia cuando nos invita a encontrar soluciones intermedias entre dos opciones que en apariencia se presentan como polares, cuando tantas veces podemos encontrar “óptimos de Pareto”, o puntos “G” de Rawls, en los que “todos ganan”. Por cierto, no os perdáis el “Espacio Diego Gracia”, donde podréis descargaros en Open Acces algunas de sus obras más importantes.

Francesc Borrell
Sant Pere de Ribes

Rubert de Ventós X. Dios, entre otros inconvenientes. Anagrama, Barna 2001.

En el año 2001 tuve la oportunidad de entrevistar al ahora recién fallecido Rubert de Ventós. La entrevista fue publicada por la revista Dimensión Humana, (de la que era director mi entrañable amigo José Ramón Vázquez); (os podéis descargar el pdf en este link). Su manera de observar la realidad me sorprendió, (yo compartía con él ciertos tics intelectuales, entre otros una tendencia iconoclasta), pero él me superaba por valentía y falta de prejuicios. En aquellos años me interesaba el concepto de hábito, (hábito inteligente, hábito zombi, hábito fosilizado), tan relevante en la práctica médica. Después de esta entrevista añadí una diferencia importante: no es igual una inercia que un hábito. Si tenéis la oportunidad de leer la entrevista que os mencionaba más arriba, fijaros en dos momentos: apenas al comienzo observo que Xavier cojea, y pienso en una rotura fibrilar. “Es un clavo que llevo porque me rompí el fémur”, me rectificó Xavier. Y para justificar la caída causante de la fractura, añade: “me muevo como si tuviera 40 años -pero tengo 60”. Llamemos a este primer tipo de inercia “inercia corporal”.

El segundo momento es cuando alude a ideas inerciales, en concreto dice: “Cada país tiene unos tics, unas rutinas, que en un momento determinado pasan a ser disfuncionales. Ahora, en los momentos en que los cambios se precipitan a gran velocidad, es cuando más se aprecian las inercias culturales que arrastramos”.

Inercias corporales, inercias culturales…. Y ¿por qué no?, inercias cognitivas… ¿cuánta parte de nosotros habita en las inercias? O dicho de otra manera: ¿qué parte de nosotros, de estas opiniones que lanzamos a diestro y siniestro, nunca ha sido reflexionada?, eso es, simplemente creemos que son opiniones nuestras porque las recordamos y somos capaces de reproducirlas, sin que choquen -al menos en apariencia- con otras opiniones que hemos defendido en público. La manera de comunicarnos es en parte inercial y en parte derivada de hábitos, con algunos brochazos creativos, pero pocos, no nos vayamos a engañar….

Llevaba en esta entrevista bajo el brazo su último libro, “Dios, entre otros inconvenientes”. Ahora lo releo con perspectiva histórica, psicológica y, me atrevo a decir, antropológica. He aquí un resumen a vuelapluma.  

El libro de Rubert de Ventós está escrito antes de 2001, pero los temas, el lenguaje y las preocupaciones son plenamente actuales. La primera parte la dedica a Dios… “entre otros inconvenientes”…. ¿Pero a qué inconvenientes se refiere? ¿Por qué Dios resulta ser un “inconveniente”? Mi respuesta, (y cuidado, es una pregunta abierta a cada lector), es que Rubert trata de entender la realidad reinterpretando los inconvenientes, -las barreras-, que enturbian la visión de esta realidad. Conceptos como “dios”, “vanguardias”, “moda”, “cultura”, “pensamiento único”, presentan múltiples ángulos o perspectivas, y no todas ellas nos permiten “ver más claro”, acercarnos a la realidad que vivimos. 

Empecemos por el concepto “Dios”. Para Rubert el cristianismo fue una respuesta al absolutismo de la polis. El ciudadano grecoromano “era” de una ciudad, pero el cristiano “está” en ella, observa sus leyes, sí, pero su alma habita la ciudad de Dios. Esta transición se produce porque el cristianismo funda una intimidad personal. Ahora podemos pecar “de pensamiento, palabra u obra”… Ahora se nos pueden pedir explicaciones por lo que pensamos, lo que deseamos, aunque ni lo digamos públicamente ni lo hagamos en la intimidad….

¿Quién nos pide explicaciones? Dios, el dios cristiano que todo lo sabe, que todo lo puede… Rubert declara que no puede ni quiere creer en este Dios: “esta religión, pensada para explicar el mal o justificar el dolor humano, no se toma la más mínima molestia para dar razón alguna del dolor animal. Nada para justificar la necesidad de esa espeluznante carnicería que es la Creación, (alias “cadena trófica”)” (pág. 29).  Si este Dios existiera deberíamos pensar que reparte bienes materiales e intelectuales con una sabiduría tan excelsa que provoca mas sufrimiento del que arregla. Y quizás con voz profética Rubert nos dice en 2001: “”¡Seguro que a estas horas estará ya imaginando unos virus suplentes a fin de que, obedeciendo Su propio mandato de “dominar la tierra”, luchemos a brazo partido con ellos!” (pág 31). Para concluir: “mi única esperanza es que todo sea al fin casualidad, y que esa cosa que decían gobierna el mundo no exista”, pues es un mundo que “aparece como una comedia a quienes piensan, y como una tragedia a quienes sienten”.

Para Rubert, el Mal es simplemente la otra cara del Bien, y ambos habitan en cada uno de nosotros y en cada una de nuestras culturas humanas. No hay civilización humana que no proscriba el asesinato y el incesto, lo cual dice mucho de nuestra naturaleza humana. La pulsión identitaria y grupal nos lleva a actuar hacia un Bien que para otros quizás sea un Mal. Solo podemos compensar esta tendencia a creer actuar correctamente cuando en realidad estamos causando un mal, si somos capaces de razonar y justificar nuestras creencias y acciones frente a otras maneras de ver la realidad.

Y no solo Dios es un inconveniente para captar esta realidad. Consideremos el pensamiento único, que se manifiesta entre nosotros como el mantra del “liberal leninismo”, en expresión de Rubert, “de quienes defienden hoy el Mercado mundial con el ardor de conversos y que predican la Globalización como nos sermoneaban antes con la Dialéctica” (pág. 69). Y añade: “tanto el liberalismo como el socialismo real, coincidían plenamente en un objetivo: el de eliminar la necesidad de todo pensamiento político”. Y modestamente añado: ¿cuántas formas y maneras hay de pensamiento único grupal?, desde actitudes políticas a simples gustos o modas. Todos pertenecemos a grupos humanos que piden pensamiento único, algunos con más fuerza que otros, pero sin un mínimo común denominador estos grupos de fracturarían. Incluso un grupo de amigos reunidos para compartir exquisiteces gastronómicas acordarán un código de “buen gusto”, y evitarán hablar de política, todo en aras a la cohesión.

Rubert de Ventòs tiene gran facilidad para ir de lo concreto a lo general, del síntoma al sistema. Evita pensar la realidad a partir de esquemas prefijados, por ejemplo, analizar la política desde esquemas marxistas o liberales. Coge de cada corriente de pensamiento lo que le interesa, siempre dispuesto a replantear un tema o rectificar un aserto. Para entender lo que nos propone recomiendo el capítulo 27, “Vivir con naturalidad lo artificial”.

Este capítulo hay que leerlo sin prisas porque cada párrafo tiene enjundia.  Empieza con esta afirmación: cuando pensamos la realidad sin cierta distancia, permitiendo  caer en tópicos, sustituimos esta realidad por una caricatura. Y Rubert percibe dos caricaturas:

 

perspectiva

 

*Por un lado discursos basados en códigos de pertenencia a…. “estructuralistas”, “marxistas”, “lacanianos”, etc…  Lo importante entonces es usar debidamente algunas palabras o conceptos que te identifican con un grupo determinado, y que te legitima, aunque no hayas dicho nada relevante. “Un tiempo fue el término vivencia, que más tarde, cuando ya no se era orteguiano, fue sustituido por el de catexis: los oradores humanistas usaban primero el principio de indeterminación de Heisenberg para dar consistencia científica a sus propias indeterminaciones, luego hablaron de epistemes o de paradigmas kuhnianos mientras hacían vagas referencias al ADN y a la codificación genética”.

Y añade un apunte de gran relevancia para intelectuales, filósofos o “pensadores” jóvenes: “En las universidades, en el mundo cultural o artístico, se vivía ansiosamente el riesgo de quedarse en las manos con una metodología devaluada o un discurso “no pertinente” (…) lo que generaba entre ellos una tendencia a especular en lugar de invertir intelectualmente” (pág. 150).

Rubert de Ventós cree que frente a estas tendencias dogmáticas hubo una respuesta casi espontánea basada en “seguir los sentimientos”. Frente al psicoanálisis, el marxismo, etc., construcciones “acabadas” y listas para interpretar la realidad “a su manera particular”, identifica una tendencia a  afirmar que “tu eres la cultura”, y los sentimientos que te generan temas como la familia, la religión, la política, te marcan el camino que tienes que seguir. “La verdad, claro está, es que la participación era más invocada que realmente estimulada, predicada más que provocada” (pág. 151).

Ambas polaridades en la manera de entender la cultura y analizar la realidad permitían que, de un solo plumazo, por el simple hecho de adscribirse a una corriente de pensamiento, se podía “estar con la ciencia, con la historia, con los pobres… es decir, ser buenos y sabios de un plumazo -con un solo carné o una sola metodología”. (pág. 156).

¿Cuál es, entonces,  la posición de Rubert de Ventòs? La cultura para él es una perspectiva intelectual, “una cierta distancia respecto de las cosas y respecto de nosotros mismos que nos permite ver, desde lo que sabemos, algo que n conocemos aún; desarrollar una estimativa hacia lo no repertoriado y una actitud de deferencia hacia la diferencia” (pág. 152).

¿Pero cómo evitar que lo ya aprendido influya en nuestra mirada? ¿Incluso, cómo evitar que prejuicios y estereotipos que ignoramos actúen en nuestra manera de ver la realidad?

Lo que hemos aprendido pueden ser gafas u orejeras, nos dice. Si tras estudiar el Barroco vemos Barroco donde hay modernismo, lo que sabemos de arte son orejeras.

La cultura, nos dice, se mueve siempre en ese vaivén, en esta dialéctica de la gafa y la orejera. Dialéctica que solo culmina felizmente cuando empieza a nacer en nosotros mismos una cierta fluidez entre lo sabido y lo experimentado, entre lo real y lo imaginario, entre lo sentido y lo vivido, entre las formas y los símbolos”. (pág. 152).

El proceso empieza por ir poniendo filtros perceptivos mas delicados, en sustitución de los mas burdos, y así aprender a distinguir la calidad de un buen vino, o de un buen aceite de oliva….   Para sacar conclusiones hay que saber apreciar los detalles, y para percibir estos detalles hay que educar la mirada y la percepción en general. Y cuando percibimos aspectos mal explicados o que no se ajustan a lo “ya sabido”, hemos de tener el coraje de admitirlo, “deferencia a la diferencia”.

Rubert entiende que la Cultura en mayúscula es una irrupción en el orden natural. Este orden natural es ante todo depredación del más fuerte sobre el débil. A eso todas las culturas ponen freno, (recordemos, asesinatos, incestos). Sin embargo, las culturas tienen muchos aspectos degradantes para determinados colectivos, justifican injusticias, plantean coartadas colectivas para sentirnos importantes o con más derechos sobre otros grupos humanos, o sobre los animales. Por ello todo el libro es una invitación a pensar la cultura sin tabúes ni líneas rojas, a vivir la cultura como si fuera nuestro medio natural y, por consiguiente, con mirada crítica.  Bajemos la cultura de su pedestal, y con ella las ideologías que nos venden miradas excesivamente cerradas de la realidad. Dejemos que pase aire fresco en nuestra manera de mirar y percibir la realidad que vivimos.

COMENTARIO CRÍTICO.-

Rubert de Ventós pertenece a cierta tendencia nietzscheana dentro de la filosofía española. Sorprende la actualidad de los temas, y el grado de información y lectura que maneja, (aunque no se entretiene en citar sus referencias bibliográficas). Eso nos da una idea de su personalidad inquieta, que va al detalle (de lo que le interesa), pero no se para en los detalles, (que considera accesorios, como sería el tema de las referencias bibliográficas). ¿Y cuál es el interés de Rubert de Ventòs? Descubrir facetas de la realidad que se nos pasan. Advertir de lo inadvertido. Y el libro que comentamos es una auténtica perla, con multitud de temáticas apenas insinuadas como un pintor que esboza paisajes, pero los deja inacabados. Es ahí donde podemos reprocharle que no insertara su manera de pensar en un contexto hermenéutico o de “Critical Thinking”(1) o “Critical Feeling”(2).  Pero eso quizás sería forzarle a un orden que evitaba. Prefiere un relámpago de lucidez a una luz reposada. Sus escritos dan para mucho, como los de Nietzsche, pero tienen el defecto de que pueden acabar siendo interpretados en clave de aforismos, (como el mismo Nietzsche). A la postre son autores que solo se les entiende al cabo de muchos años.

 

1.-Critical Thinking

https://humedicas.com/37/

2.-Critical Feeling

https://humedicas.com/37/

 

Francesc Borrell

Sant Pere de Ribes

WEBS DE INTERÉS

METACULUS

https://www.metaculus.com/about/

Metaculus es una plataforma de pronósticos. Una serie de personas realizan pronósticos sobre toda suerte de cuestiones, (miles de preguntas sobre todos los temas imaginables, biología, medicina, economía, política, etc.). Ahora bien, estos pronósticos no son de “todo o nada”, de “si o no”, sino que adjudican una probabilidad. Por ejemplo, a la pregunta:
¿Cree que habrá un tratamiento eficaz contra el cáncer de páncreas en los próximos 10 años?
Puedo contestar “Si, pero sólo estoy un 60% seguro de esta respuesta”.
Eso quiere decir que estoy poco seguro de mi aserto. A partir del 75% estaríamos bastante seguros.

No resulta fácil asimilar este concepto: sobre una pregunta dilemática -es decir, de “si” o “no”- asociamos a nuestra respuesta un valor de probabilidad. Pero obedece a algo muy real: si me preguntan si el autor de la Gioconda fue Leonardo da Vinci, estoy 100% seguro de que sí, pero si me preguntan si Leonardo fue también el inventor de la bicicleta, puede que responda afirmativamente, pero con muchas dudas…. A estas dudas puedo asignarle una probabilidad, por ejemplo, 60% de que “si” sea el inventor. No tiene sentido asignarle un 50% porque sería como no afirmar nada.

Metaculus ofrece tutoriales muy interesantes sobre el arte de pronosticar, como también baterías de preguntas de diferentes ámbitos en los que podemos probar qué tan buenos pronosticadores somos. Si nos registramos en la web nuestros pronósticos van a ser ponderados, y el algoritmo del portal nos situará en una escala de mejor a peor “pronosticador”. Con suerte puede que lleguemos a “hiper-pronosticador”, e incluso puede que nos animemos a participar en concursos de pronóstico con premios en metálico.

He aquí algunas afirmaciones que realizan los promotores de Metaculus y que me parecen interesantes:

“La inteligencia colectiva está en el corazón de Metaculus. Nuestra comunidad ha escrito miles de preguntas y ha creado cientos de miles de pronósticos. La agregación de las predicciones de muchos pronosticadores es más precisa que la de (casi) cualquier individuo.

Para cooperar entre sí, los humanos necesitan formas de llegar a un consenso sobre lo que es verdadero, lo que es real, cómo sabemos lo que sabemos y cómo medir las cosas que nos importan.La ciencia es el sistema más exitoso de la historia para permitir que un gran número de personas se coordinen en la creación de conocimientos.

Debido a que queremos crear el mejor conocimiento del mundo sobre el futuro, nos centramos en optimizar el rendimiento de pronóstico (en términos de precisión, calibración y previsión).

La responsabilidad también es importante para los pronosticadores que desean mejorar sus habilidades. La retroalimentación en forma de reglas de puntuación, puntos y medios relacionados de análisis de rendimiento son mecanismos de responsabilidad que permiten a los pronosticadores mejorar con el tiempo.

A diferencia de los sistemas de IA que no explican cómo llegan a las respuestas, es importante que las salidas de metaculus sean transparentes. Nuestras reglas y sistemas de incentivos deben ser comprensibles para todos nuestros participantes.

Creamos herramientas para el pensamiento de sistemas colaborativos porque la complejidad está aumentando y necesitamos nuevas formas de dar sentido al mundo.
Metaculus proporciona la infraestructura para modelar, probar, comprender y determinar colaborativamente las intervenciones correctas en el mundo real”.

Pablo Oliveras
Murcia

ARTÍCULO COMENTADO

Borrell, F. Entrevista a Xavier Rubert de Ventós: al lado brillante del concepto oscuro. Revista Dimensión Humana, 5(4)2001:170 -175.

Accesible en: https://drive.google.com/file/d/1wMpRw_6OSPC1mf9UQPlHOcLwnX39W6Ga/view?usp=share_link

Rubert de Ventós (1939-2023) falleció el pasado mes de enero (2023). Poco conocido fuera de Cataluña, tiene una amplia obra filosófica, y un interesante recorrido político, no exento de contradicciones. Fue catedrático de Estética de la UPC (Universitat Politècnica de Catalunya), y de diversas universidades de EE.UU. Fundador de la Cátedra Barcelona-New York y el New York Institute for the Humanities, fue parlamentario del Congreso y del Parlamento Europeo. Participó en la lucha antifranquista desde el Frente Obrero Catalán y tuvo que exiliarse por amenazas de ultraderechistas. Amigo de la infancia de Pasqual Maragall, se afilió al PSC. Sin embargo en 2001 se produce un giro hacia posiciones independentistas; recordemos que entre los años 2003-2010 en Catalunya mandó el “tripartito”, (PSC- ERC i IC). Dos años después, en 2012, firmó un manifiesto público en el que daba apoyo a la candidatura de Convergència i Unió, de centro-derecha, a las elecciones en el Parlamento de Cataluña.

Podríamos decir que Rubert de Ventós era un adelantado en las percepciones políticas: en esta entrevista se declara recién convertido al independentismo, una tendencia que en aquel momento apenas representaba un 15% del voto. También practicaba una visión particular de la realidad, del detalle más nimio a la generalización más aventurada, y siempre atento a ver lo que otros no veían.

En esta entrevista, realizada por F. Borrell en 2001, llama la atención varias opiniones que reproduzco, aunque remito al lector al texto completo:

En relación con la migración: “-Te contaré otra anécdota, esta vez de cuando visité la frontera de Estados Unidos con Méjico en calidad de parlamentario europeo. Ilustra lo que hablamos. El Jefe de Area de Inmigración, comentando con esta franqueza tan americana los esfuerzos de la policía de frontera para menguar el flujo inmigratorio, me decía: “los que sean listos ya se colarán, y sus hijos tal vez serán policías de frontera y vendrán a patrullar este mismo lugar que sus padres o abuelos cruzaron como espaldas mojadas”. (Le apunto que esta es una visión de darwinismo social, y rápidamente añade): claro, por supuesto. Podríamos considerar otros enfoques: un enfoque cristiano, otro puramente comercial, pero posiblemente el que gane más adeptos sea el pragmático. Este enfoque lo practica Alemania, Canadá, y lo empieza también España, y consiste en cualificar y cuantificar el tipo y la cantidad de personas que necesita el país. Hay aquí un peligro: ver al emigrante por la parte que nos interesa ver, su pericia o su juventud, no a la persona entera, con su cultura, hábitos, religión… En tal caso sería una forma de esclavitud moderna”.

Cohesión social: “Catalunya tiene una buena experiencia en la integración de emigraciones. Mezclar culturas solo puede hacerse mezclando dioses amigos, y eso no es fácil, sobre todo cuando hablamos de monoteísmos de dioses celosos. Los budistas, hinduistas, o los antiguos romanos, tenían o tienen dioses que asimilan otros dioses, en un sincretismo amigable. Yo he dicho que el estado moderno es explosivo, porque se funda sobre un expansionismo territorial, que ahora se reformula en términos de expansionismo económico, y por otro lado quiere la exclusividad espiritual para sus dioses, el dios cristiano, judío o islámico. Lo interesante es como cada espacio cultural, o cada civilización, levanta una antorcha que le ilumina, pero que también supone responsabilidades futuras, que da sentido a las cosas, pero también le creará inercias y hábitos que le limitarán”.

Actividad política: ¿Como se siente un filósofo siendo diputado de un partido político y sujeto a la disciplina de voto?

-Tremendo. Vengo del gremio de los profesores, y cada gremio se selecciona. En el caso de los profesores somos en el fondo tímidos, vivimos en una cierta endogamia y en un espacio protegido. Hay un chiste que nos califica: están una serie de profesores en un Claustro, y uno dice: “¿hay alguien que sepa inglés?” Y nadie responde. “Es para dar clases”, añade. ”¡Hombre!, si es para enseñarlo yo mismo”. Los profesores servimos para el razonamiento, pero no siempre para el arte de sobrevivir. El profesor puede mirar al político con cierto resentimiento o aires de superioridad, pensando que tiene un nivel de reflexión superior. Pero el arte de la política es decidir eliminando variables, hacer sencillos problemas muy complicados, y todo esto para la acción. La oportunidad que tuve de estar en contacto con políticos y verles en este trance me dejó boquiabierto. Fue un shock.

Pablo Oliveras
Murcia

VIDEO RECOMENDADO

METACULUS: cómo funciona, y algunos ejemplos.

Como hemos explicado más arriba, Metaculus es un portal web de tipo cooperativo especializado en todo tipo de predicciones. Para hacerlo se basan en preguntas en general dicotómicas, (de si o no), o en preguntas basadas en intervalos. Del primer tipo sería, “¿crees que la ingeniería genética se aplicará de manera generalizada para el tratamiento de enfermedades raras en el año 2035?”. Del segundo tipo sería: “¿en qué periodo temporal situarías el uso comercial de una vacuna contra el virus de Epstein-Barr?”

Hay miles de personas registradas como “predictores”. Estas personas reciben una puntuación según el acierto que han tenido en sus predicciones previas. Reciben por consiguiente una cualificación que las hace más o menos fiables. Metaculus realiza una media ponderada según esta clasificación, de manera que un predictor que acaba de incorporarse tendrá un peso muy inferior a un buen predictor que ha acertado repetidamente. Y desde luego no es igual acertar afirmando que estamos seguros en un 60%, a estarlo en un 90%. En este segundo caso recibiremos una mayor puntuación, y si nos equivocamos, se nos restarán más puntos también. Premios y castigos van de la mano: a mayor riesgo más de todo. O dicho de otra manera: tienes que ajustar muy bien tus predicciones al grado de seguridad que tienes.
¿Y cómo valorar Metaculus como instrumento de predicción? Mediante el Brier score, un estadístico que pondera aciertos y errores. Podemos decir que Metaculus saca “buena nota”. En el vídeo los 30 primeros minutos se dedican a explicar Metaculus, y la segunda mitad se ponen algunos ejemplos relativos a la pandemia Covid 19. Los últimos 8 minutos se dedican a explicar los proyectos de futuro.

Pablo Oliveras
Murcia.

Compartir este Contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp