BLOG LÍDER EN HUMANIDADES MEDICAS Y FILOSOFIA DE LA MEDICINA.
FUNDACION LETAMENDI- FORNS

Archivo
Etiquetas
AACH
Abel F.
Abell AM
aborto
Abraham André Moles
Adam-Smith J
adisex
Adler S.
Adolescència
Agamben G.
Agarwal A
akrásico
Alcoberro R
alcohol
Aleksievich S.
Almazán J
Altarriba A.
Altozano J.
Altschuler DR
Álvarez C
Álvarez Herrero C
Antonio Escohotado
Aprendizaje Colaborativo
Aramburu F
Archives Audiovisuelles
Argumentación
Ariely D.
Armengol Rogeli
ARN doble hebra
Arrogancia
arrogancia epistémica. epistemócrata
Arsuaga JL
Artificial Intelligence
As Bestas
Asieslavidix
Asperger síndrome
Atención Primaria
Atención Primaria de Salud
Autismo.
Axel Honneth
ayuno
Azagra R
Baca Enrique
Bad Medicine
Bad Science
Baggini J
Barbey C
Bárcena Agustín
Barea R. Mouawad
Baroja Pio
Barona Josep Lluis
Bayés Ramón
Bayes Teorema
Becchi P.
Bedate CA
Belinchón M
Benjamin W
Bensing J
Berstein RJ
Biblioteca Digital Hispánica
Biblioteca digital mundial
Biblioteca Miguel de Cervantes
Bill Gates
Bimbela JL.
Bioética Congreso Nacional
Bioética Narrativa
bioética.
Black Swam
Blasco I
Blasco JLl
Blatt R
Blogosfera Vasca
Bloom P.
Boghossian P
Bok S
Boladeras Margarita
Boletin Bioética Universidad Complutense
Bonal Pablo
Borkan J
Borrell F
Bostezos
Botul JB
Bóveda-Fontán J
Brainfacts
Brendel A
Brockman J
Broggi Marc Antoni
Buber M
Buckman R
budismo
bullshit jobs
Bunge M
Cabezas M
Calsamiglia Helena
Calvo Rico R
Cambio climático
Cambridge action
Camps V.
Camps V. ; Discapacidad
Caos
carbimida
Carey N
Carolina Guiriguet Capdevilab
Carrere E.
Carrillo N.
Cartelización partidos
Carter Ch
CAS-9
Casacuberta D.
Casado S.
Cassirer E
Castilla del Pino Carlos
Cátedra UNESCO
Celíaca enfermedad
celos
célula estructura
Central de Resultados
Centro Estudios Riesgos Existenciales
cerebro
CERMI
CESCA
Charles A.
Charles Baudelaire
Charon R; Medrano J; England Journal of Medicine; Hooker C
Chistes
Chocorua
Churchland PM
Cine
Cinefórum
cinismo
Cisne Negro
Climática
Clinical Perception
CO2 capture
Cohen D
colapso cultural
colapsología
Colme
Comitè Bioètica Aragón
Comité Bioética Catalunya
Comitè Bioética de Catalunya
Comité Europeo Prevención Tortura.
Common Ground Publishing
comunicacion modelos
Comunidades Autónomas
conciencia
conciencia moral
conciencia trastorno de
conectoma
Conesa F
confidencialidad
Congreso Comunicación y Salud
Congreso Religiones Chicago
Conill J.
consejo médico
consenso SEGC sujeciones
Consentimiento Informado
Contemplative Mind Center
contención mecánica
Conversaciones
copago
Corbin A
Corrado Sinigaglia
Cortina Adela
Couceiro Azucena
CountBlissett
Coursera
COVID19
Crane T
creativity
CRISPR
Critchley HD
criterio decisión
Critical feeling
Critical Thinking
Cruess RL
Cruz M
Curie M.
D´arcy E
d´Ors P.
Damasio A.
Dawkins R.
De Waal F.
deberes supererogatorios
Decisiones Anticipadas
Declaración de Helsinki
Del-Re R.
Deliberación ética.
Democracia
Dennet Daniel C
Derbyshire SWG
Derechos Humanos; Derechos Menores; Jornadas Moises Broggi; Emociones
Derrida Jacques
deshumanización
Dewey J
diagnóstico diferencial
Diamond JM
Díaz Marugan V.
diccionario filosofía
Diderot
Diéguez A.
Difficult Conversations
Dignity on trial
Dilemas morales
dinero
Discapacidad
discutir
DislipEM
disruptores endocrinos
Dix D.
Doctorow EL
Doctutor
Doidge N.
dolor fetal
Domingo T
Doyle C
drapetomania
drogas
Dugdale DC
Dwyer CP
Dytective
Eagleton T
EASP
Eco U.
ecoaldeas
EdX
efecto Pinocho
eficiencia.
Eguizabal R
Eichengreen B
Eilenberger W
El alma pública
el Bajau
emocionalismo
Emociones
Emotion
empathy
Enfermería
Enjuanes L
ensayo clínico
entrevista motivacional
Epicuro
Epidemiología
Epidemiologia social
epifenomenalismo modular
Epigenética
epistemología
Epistemologia
epistemología etapas desarrollo
Epstein RM
Epstein Ronald
Ermengol Coma Redonb
Errores clínicos
Escandell V.
Escéptico Digital
escucha.
Escuchar
Escuela Pública
esperanza
Espert N.
ética responsabilidad
etología
Euroethics
Eutanasia
Evans D
evolución
Extintion Rebellion
Ezequiel J Emanuel
falacia
falacia de la evidencia silente
falacia naturalista
falacias
Family Medicine
fanatismo
fatiga decisión
Faure P
FEAPS
Feito L.
Feldman F
Felicidad
Fernández Abascal EG
Feyto L
filosofia de la ciencia
Filosofia Medicina
filosofía moral
Florescencia
FOESSA
Folia Humanistica
Folklore Revista
FOMO
Fonda Filosófica
Ford Sarah
Forney E.
Foster J
Fournier Jean-Louis
Fowler JH
fracaso escolar
Francesc Borrell
Frankfurt Escuela
Fraternidad
Fred Platt
Frédéric Paulhan
Frederic W. Platt
Freud S
Friedli L
fRMI
FronterasCTR
funciones racionales
Fundacion Ana Bella
Fundación Iatros
Fundación Letamendi-Forns
Fundacion March
Fuster Joaquin
G.; March JC; trabajo equipo; Wellcome Foundation; Fisterra.com; Fitzgerald FT
Gamificación
García Campayo J.
García Morente M
García Rolando
Garcia-Albea JE
García-Alonso M
Garret B
Gazzaniga MS
GEHUCT
gen egoista
genética. placebo
Georg Simmel
Gervás J
Ghostwriting
Giacomo Rizzolatti
Gingerenzer G
Gold A
Goldacre B.
Goldman B.
Gomá Lanzón
Gomá Lanzón Javier
Gómez Pin V
González Antonio
González Blasco P.
González Blasco Pablo
González García M
González Quirós JL
González Valenzuela J
Google talks
Gracia D
Gracia Diego
Graeber D
Graphic medicine
Greater Good
Gregorio Marañón
Grifols Fundación
Grupo Comunicacion y Salud de España
Guerra Afganistán
Guillaume L. Duprat
Gustave Le Bon
Habermas Jürgen
Han PKJ
Hans Freyer
Harari YN
Harcourt E
Hastings Centre
health literacy
Health talk on line
Healy D
Heces
Heidegger M
Hektoen Institute
Henri Bergson
Her
Herbert Spencer
Hernández Aguado I
Hernandis E.
Herramientas catalogación
Herrero J.
Herreros Ruiz-Valdepeñas
Hetherington S
heurísticos
Hibiscus
Hidrógeno
Hierro Pescador J
Hildegarda de Bigen
Hipermoralización
hipertensión
Hipocondría moral
Historia Medicina
Hombre de Ötzi
Homeopatía
Homo Deus
Homo Sapiens
Homo Sapiens; Posthumanismo; Capdevila C.; Manrique J; Trasure J
Hospitalidad
Howick J
Human Right Watch
Humanidades Médicas
Humanización
Hvistendahl M
ICHOM
Identidad de genero
identidad personal
Ideologia de género
Ig Nobel
Igualitarismo
Imaginación
inadaptado
Incertidumbre
Indicadores SNS
Índice de Bienestar
Industria Farmacéutica
Infancia
Infoamérica
Ingelfinger FJ
Innerarity
Innerarity D
Inneratiy d
Institute Medical Ethics
Instituto de Filosofía
Instituto Psiquiatría Dr. Ramón de la Fuente
Inteligencia Artificial
Inteligencia colectiva
intención
International Network for Narrative Medicine
International Network Narrative Medicine
interser
intimidad
intuiciones éticas
investigación
Irvine WB
Isaiah Berlin
Ivanov
Jablonski N
Jackson T
Jakobson R
James Lind Library
James M. Baldwin
James W.
James William
Javier
Javier Echevarria
Jean Maisonneuve
John McKinlay
José Antonio Seoane
Jovell Albert
JSTOR
Jung CG
justicia
Kahneman D
Kandel Eric R
Kant Immanuel
Karl Otto
karma
Kassirer JP
Kathinka Evers
Kayrós
Kim
Konnkova M
Kornblith H.
Küng H
Kurzban R.
Laboratorio Cognición
Laín Entralgo
Lain Entralgo P
Lamm Claus
Larson Eric B
Lauer C.
Lázaro José.
Le Bon
Learning Evidence Based
lenguaje
lenguaje intensional
Levitin DJ
Levy DM
Lewis Alfred Coser
ley del doble efecto
Lichtenberg P
Lieb K
limitación esfuerzo terapéutico
Living Planet
Ll. Darwin
Loayssa Lara R
López García-Franco A
López Gijon J.; Córdoba; Sociedad Navarra de Geriatría; Revista Iberoamericana de Bioética; La tregua; Blade Runner; Rhodes J
Lubman DI
Lucien Lévy-Bruhl
Lucy
Luri G.
M; Shorter E.; Healy D.;Lorenzo G ;Quill T; Broggi MA; ASCIDE;
MacIntyre A
Madurez epistémica
Malo P.
Mandel L.
Manifiesto Oviedo Salud Mental
mapping
Marc-Alain Descamps
marcador somático
Marías J
marihuana
Marina JA
Marina Jose Antonio
Marraud H.
Marsh H.
Martin-Asuero A
Martínez González; María de Codés; Alvarez González Beatriz; Fernández Suárez Ana; Seguridad Clínica: Schmid W; Bentall RP
Marx K
masturbación
Materia
Matlwa K.
Maulsch LB
Maurice Halbwachs
McMahan
McNabb D
McWiney I
Medical History
Medical overuse
Medicina basada en evidencias
Medicina Basada en la Evidencia
Medicina Gráfica
Medicina Narrativa
medicina personalizada
meditación
Meditation
Medium
Medrano J
Memoria Histórica
Mercader C.
Mercè Marzo-Castillejoa
Meritocracia
Metaconición
metafísica
método científico
MicroBIO
Miller BJ
Millines Dziko T.
mindfullness
Mindware
Minué S.
mística
Mitchell J
Modelo Centrado en el Paciente
modelo colaborativo
Modelo Toulmin
Molero E.
Molins Roca J
moneda
Montaigne M
Monty Hall
MOOC
Mora F.
Moralidad
Moscoso J
Mosterín Jesús
Mother Pelican
Moumjid N
Moya Carlos J
Moyniha R
muerte
muerte cerebral
Murakawi H.
Museo Vasco Historia Medicina
música.
Musons J.
Mutilación genital
narrativa anti-vacuna
Narrativity
naturaleza humana
Naukas
Navarro F.
Nazis
NCLD
necesidad seminario
Negacionismo COVID
negligencia
neutralidad ciencia
Newman John Henry
Nisbett RE
Novatores
Nubiola J
Nuffield Council
Nussbaum Martha
Nutt D
O´Connor T
objeción de conciencia
objetos evocativos
Occhiuzzi F
OCW
Olea Nicolas
OPS
Optimismo
Orea L.
Orejudo A.
Orozco Fernando
Orrin E. Klapp
Ortega F
Ortega y Gasset
Ortún V.
ostensión interna
osteoporosis
Ownby D
Ozawa S.
Pagès F.
Palmer Parker J
Paniker S.
Panikkar R.
Pankseep J
Panóptico
PAPPS
parentesco
Parga Carmen
Participación Paicente
pasión
Pasquale Rossi
Patient Centered Guide
PCORI
Pedagogia Basada Evidencias
Peek J.
Peirce ChS
Peña A.
Pensamiento Crítico
pensamiento implacable
Pensar
pensar verídico
perdón
Perona Angeles
Perplejidad
Pfaff DW; Altruisitic brain; decisiones compartidas; TDAH;
Pharmacopeia
Pharmageddon
Philosophy of Action
Philosophy of Psychiatry
Phylosophy of Medicine
Pinker S.
Pinker Steven
Placebo
Plat F.
platonismo metafísico
platonizar
pleitos
podcast
policronicidad
Popper K.
Porta M
Porter ME
pos-verdad
post-truth
Power Atlas
Poyatos Fernando
Pragmatismo
Prego C.
Prehn O.
Primates
probabilidad
Proust J.
Pseudociencia
psicoanálisis
psicolingüística
Psicologia positiva
Public Health and Social Justice
publicidad
PubMed
pueblo Svante Pääbo
Puertas D.
Punset Eduard
Puyol A.
Quine WVO
Quintana-Murci
quovadisgaleno
racionalidad
racionalidad limitada
Rafael Garza Livas
Raising Happiness
Rationale
Rawls J
Razonar
realismo científico
Reber R.
recursividad
Redondo P
Reflexion
religión
religiones
Rendueles C.
Renovación pedagógica
Repositorios
Representación Social
Research Channel
Researcher ID
Resignación síndrome
retretes
retroprogresión
Revista de Filosofia
Revista de libros
Revista de Medicina y cine
Revista Internacional de Humanidades Médicas
Revista Salud Mental
Rey Luis II Baviera
Rhodes J
Richard Sennett
riesgo cardiovacular
Rigola A.
Robador Oihana
Robertson EM
robot
Roca G.
Rodríguez Delgado M.
Rodríguez González Mariano
Romanticismo
Room R
Rorty R.
Rosen Ch.; Sen A.; justice; niti; nyaya; The Spudd; Emotion
Rosen Foundation
Rowlands M
Royal College Physicians
Ruiz Moral R
Russell B.
Saborido C.
sacerdocio
Sádaba I
Sadaba J.
Salgado P
Salud Mental
Salud Pública
Salud y dinero
salud_definición
Salunautas
Salvador Casado Buendía
Sampedro JL
San Martin J
Sandel Michael
Sandel MJ.
Sandis C
Sandkühler J.
Sanz Eduardo
Sartre Jean Paul
Savater F.
Scheurich A
Schilthuizen M
Schulz J
Scruton R.
Searle JR
Seguridad Clínica
seguridad del paciente
Seminarios Moisés Broggi
semiotica
Sentimiento homeostático
serendipia intelectual
Serra M
Servicio Nacional Salud
Servigne P.
Seung S.
sexualización
Shared Decisions
silogomanía
Simó J
Simon Lorda Pablo
Simposium Internacional Instituto Iatros
Simposium Tecnociencias
Simpson
Singer P.
Sistema Nacional de Salud
Skeptic Society
Skrabaneck
Sloterdijk P.
sobrediagnóstico
Sociedad de estudios peirceanos
Sociedad desarrollo pensamiento crítico
Sociedad desconocimiento
Sociedad numérica
Sociedad W James
Sócrates
Sofismas
Soldevila C
Solomon Robert
Sorogoyen R
Spiegelhalter D.
STAT
Steiner G
Steinhof
Stevens R.
Stevenson L
storydoing
storytelling
Strawson G.
suicidio
Suzana KE
Szabó M
Taaner Lectures
Taleb Nassim
Taleb NN
Tamir D.
TDAH
Teaching Professionalism
Team teaching
Team teaching Rendueles C. Igualitarismo Meritocracia Cartelización partidos Extintion Rebellion Conciencia
Técnicas Docentes
teorema de Bayes
Teoria de la Mente
Tesis Doctorales Buscador
test diagnóstico
The American Academy on Communication in Healthcare
Théodule Armand Ribot
Thesaurus
Tiempo
Tizon Jorge
Tomás Domingo Moratalla
Tomassello Michael
Torralba F.
Tower Sargent L
Tranche S.
Transexualidad
Transhumanismo
Trastorno del Espectro Autista
Trastornos del Aprendizaje
Trastornos del Aprendizaje y familia
TRE
Turkle S
Twitter
Unamuno
Uncategorized
Uncertainty Threshold
UNED
Unicef
Universidad de los pacientes
Universidad Pontificia Comillas
UTAE
Utopía
Valcárcel A.
Valdecantos A.
Vallés CG
Valor el
Varela J.
Venet E.
Vergés Ll.
Verghese A.
Vesalio
Vidal F
Vilà R
Vilardell M.
violencia género
violencia seminario
viruela
Virus
voluntad
voluntades anticipadas
Vulnerabilidad social
Wagensberg J
Waldinger R.
Watters E
Watzlawick Paul
Web of Knowledge
Weinstein M
Weird Experiments
Welcome Library
Weston A.
William McDougall
Wilson EO
Wittgestein L
Wootton David
Wulff HR
Y. Harari; Harris M.
Yalom ID.
Yoga
Zachar P
Zaid
Zander B.l
Zen
Zizek S.
zonas de convergencia-divergencia
Zubiri Fundación
Zuckerman EL
Zweig S.

BOLETIN IATROS, FEBRERO 2022.

CÍRCULO DE CIBERLECTURA

- ÍNDICE

Noticias.-

Folia Humanística 7.

Comentario de libros.- 

– «Los Peligros de la Moralidad». Pablo Malo Ocejo.

– «La intimidad». Torralba F.

Webs de interés.- Revista AMF: la eutanasia.

Artículo comentado.- Las complejidades de la culpa.

Video recomendado.- El sobrediagnóstico en medicina

NOTICIAS

*Novedades editoriales:

Ya tenéis a vuestra disposición Folia Humanística 7, con los siguientes contenidos:

-Tema del Dia.- * Nuria Terribas  Ley Orgánica de regulación de la eutanasia en España: cuestiones polémicas sobre su aplicación.

-Pensamiento actual.- * Eva Peguero-Rodríguez , Juanjo Mascort-Roca, Francesc Borre-Carrió Práctica clínica tutelada: donde el estudiante aprende actitudes y valores.

-Arte y Sociedad.-  *Francesc Borrell, La música transforma nuestras vidas.

-*David Puertas Guía sonora de los viajes de Mozart.

*Encontraréis la revista en Open Access en:

https://revista.proeditio.com/foliahumanistica

COMENTARIO DE LIBROS

  • Los Peligros de la Moralidad. Algunas de las ideas del libro de Pablo Malo (1)

El libro gira alrededor de la idea de que la moralidad es un arma de doble filo o una moneda con dos caras. La misma capacidad moral que nos lleva a hacer el bien (a luchar contra injusticias, a ser altruista, a colaborar con nuestro grupo y mejorar la vida de la gente) nos lleva a cometer genocidios, holocaustos, gulags y atentados como el de las torres gemelas.

Un ejemplo: en EEUU ha ocurrido que se ha asesinado a tiros a médicos que practicaban abortos. Las personas que han cometido el asesinato son personas contrarias al aborto, colectivo a los que se denomina pro-vida (al colectivo favorable al aborto se le denomina pro-choice o pro-elección). Nos encontramos pues con la paradoja de que personas que defienden toda vida, incluso la que está en proyecto, son capaces de quitar la vida a un médico porque consideran que se lo merece, porque ha cometido algo moralmente malo.

Esto ocurre porque ese médico pertenece al Ellos y no al Nosotros, como veremos luego. La tragedia es que no podemos seleccionar lo bueno de la moral y desechar lo malo, todo va en el mismo lote. Y la propuesta del libro es ver cómo podemos encontrar maneras de aprovechar y potenciar el lado luminoso de la moral y mitigar su lado oscuro. Sin embargo, a lo largo del libro nos vamos a encontrar con muchas ideas y conceptos que tienen que ver con la psicología evolucionista, la filosofía y la psicología moral. Veamos algunas:

No existen valores objetivos ahí fuera.

La naturaleza es amoral. Lo han dicho filósofos como J.L. Mackie en su libro Ethics: Inventing Right and Wrong, pero la evidencia científica más clara de esto se la debemos a Darwin. Hay un pasaje muy famoso:

«Yo no quiero mantener que cualquier animal estrictamente social, si sus facultades intelectuales llegaran a ser tan activas y elevadas como las del hombre, adquiriría el mismo sentido moral que nosotros. De la misma manera que diversos animales tienen su propio sentido de la belleza, aunque admiran objetos muy diferentes, así tendrían un sentido del bien y el mal, pero les llevaría a tomar diferentes líneas de conducta. Si, por ejemplo, para tomar un caso extremo, los seres humanos fueran criados en las mismas condiciones que las abejas, no habría duda de que nuestras mujeres solteras, al igual que las abejas obreras, creerían que es un deber sagrado matar a sus hermanos y las madres intentarían matar a sus hijas fértiles; y a nadie se le ocurriría interferir. No obstante, la abeja, o cualquier otro animal social, ganaría en este supuesto caso, tal como me parece a mí, un sentimiento del bien y el mal, o una conciencia.”

Nuestro sentido del bien y el mal -así como nuestro sentido de la belleza- son producto de la selección natural y si la evolución de nuestra especie hubiera seguido otros derroteros, lo que consideraríamos bueno o bello sería distinto. Dice Steve Stewart-Williams en su libro The Ape That Understood the Universe: “Encontramos lindos  a los bebés porque estamos diseñados para encontrarlos lindos. Si nuestros bebés fueran como pequeños monstruos grotescos según nuestras normas actuales, entonces eso es lo que nos parecería lindo y nuestros bebés actuales serían los pequeños monstruos grotescos”.

 
Las convicciones y creencias morales no son como otras creencias

Las convicciones morales tienen características como la objetividad y la universalidad que las hacen muy diferentes de otras creencias. Si yo creo que torturar niños por placer está mal y me preguntas por qué me quedaré pasmado porque es evidente, es que no tengo que justificarlo, es tan claro como que 2+2=4, es algo objetivo y real. De la misma manera, si creo que torturar niños está mal, no permitiré que otros lo hagan: mis creencias son universales y los demás tienen que cumplirlas. Otras características incluyen el alto componente emocional y la tendencia que el fin justifique los medios. Por todo ello

La Moralidad es una tecnología para la cooperación

Entre los estudiosos de la moral desde un punto de vista evolucionista esta cada vez más asumida esta idea y está calando el relato entre los filósofos morales también. El autor que en mi opinión mejor la está desarrollando actualmente es Oliver Scott Curry con su teoría de la moral como cooperación. La investigación está convergiendo en la idea de que la moralidad es un conjunto de reglas para promover la cooperación: reglas que nos ayudan a trabajar juntos, llevarnos bien, mantener la paz y promover el bien común.

La idea básica es que los humanos son animales sociales que han vivido juntos en grupos durante millones de años. Durante este tiempo, hemos estado rodeados de oportunidades para la cooperación -para una interacción social mutuamente beneficiosa- y hemos evolucionado e inventado una serie de formas de aprovechar estos beneficios. Estas estrategias de cooperación tienen diferentes formas y tamaños: instintos, intuiciones, inventos, instituciones. En conjunto, motivan nuestro comportamiento cooperativo y proporcionan los criterios con los que evaluamos el comportamiento de los demás. Y son estas estrategias de cooperación las que los filósofos y otros han llamado «moralidad».

La Teoría de la moralidad como cooperación dice que que hay al menos 7 tipos diferentes de cooperación: 1) la selección de parentesco, 2) el mutualismo, 3) La reciprocidad o cooperación condicional -ayudar a quien te ayuda y perjudicar a quien te perjudica.; 4) el  heroísmo; 5) la sumisión a los superiores, admitir con humildad la derrota y someterse a las personas poderosas; 6) la justicia, repartir los recursos de forma equitativa en lugar de intentar monopolizarlos, y 7) respetar la propiedad, reconocer y respetar la posesión previa de los recursos.Por lo tanto, siete tipos de cooperación explican siete tipos de moral: el amor, la lealtad, la reciprocidad, el heroísmo, la deferencia, la equidad y los derechos de propiedad. Así, según esta teoría, es moralmente bueno:

  1. amar a tu familia.
  2. ser leal a tu grupo.
  3. devolver favores.
  4. ser heroico.
  5. respetar a los superiores.
  6. ser justo.
  7. respetar la propiedad.

Y es moralmente malo:

  1. descuidar a tu familia.
  2. traicionar a tu grupo.
  3. engañar.
  4. ser cobarde.
  5. faltar al respeto a la autoridad.
  6. ser injusto.
  7. robar.
 
La moralidad es múltiple

Si las teorías evolucionistas como la de Scott Curry tienen razón, se desprende de ellas una consecuencia muy importante con implicaciones prácticas: la moral es múltiple y consistiría en un racimo de módulos con entradas y salidas diferentes que pueden entrar en conflicto entre ellas, y esto es algo que vemos en la vida real. Estas teorías nos señalan que las decisiones morales humanas son tomadas por diferentes “voces morales” dentro de nosotros o por diferentes mecanismos psicológicos que responden a diferentes tipos de problemas de cooperación y en un momento dado el principio de ayudar a la familia puede chocar con el de la justicia o el de respetar la propiedad, por ejemplo. ¿Debo robar o perjudicar a otros para salvar a mi amigo, a mi hermano o a un compañero que lo necesita? Tenemos normas y predisposiciones para no robar comida a los otros, pero ¿qué pasa si mi hijo o mi amigo se están muriendo de hambre? Muchas situaciones morales en el mundo real contienen complejas combinaciones de todos estos intereses o preocupaciones y a veces crean dilemas morales muy difíciles de resolver porque chocan en ellos diferentes componentes de nuestra moralidad.

El ser humano divide el mundo en Ellos y Nosotros

Nuestra mente moral es tribal y los límites de nuestra moralidad llegan hasta los límites de nuestro grupo. No aplicamos las mismas normas a los miembros de nuestro grupo que a los de los grupos rivales. Las normas morales como no matar no se aplican a los enemigos, al enemigo sí se le puede matar, incluso se le debe matar.

Estamos viviendo una situación de Hipermoralización, una espiral de virtud

Estamos viviendo una serie de fenómenos que indican sin lugar a dudas que la moral se ha desbocado, que sufrimos una pandemia de moralidad y que la preocupación por lo moral afecta a todas las esferas de la vida: la universidad, la vida laboral, los medios y las redes sociales. Las empresas tienen que señalar virtud antes de decirnos los productos que venden, por ejemplo Gillette hace un anuncio contra la masculinidad tóxica para señalar lo virtuosos que son en una conducta que se ha denominado capitalismo moralista (antiguamente nos contaban que utilizando sus productos nos íbamos a volver irresistiblemente atractivos). Los jugadores de fútbol se arrodillan antes de empezar los partidos, los Stones ya no pueden tocar Brown Sugar, a Terry Gilliam, de Monty Phyton, le cancelan una obra de teatro y profesores universitarios tienen que renunciar a su plaza como ha hecho la filósofa Kathleen Stock tras la campaña de difamación ritual montada contra ella. Son sólo algunos ejemplos pero la lista es realmente larga, es muy difícil negar que la moral se nos ha ido de las manos.

La causa de la Hipermoralización es la nueva religión de la Justicia Social Crítica o Wokismo.

Aunque parezca paradójico, en “Los Peligros de la Mortalidad” se aventura la controvertida hipótesis de que las religiones tradicionales no sólo fomentan la moralidad sino que la contienen y canalizan. Las personas tenemos la necesidad de sentir que somos buenas y la necesidad de señalar nuestra bondad a los demás. La catadura moral de una persona es algo a lo que damos una gran importancia a la hora de juzgar a una posible pareja o a un socio. Cuando la religión tradicional era más fuerte, yendo a misa dando limosna, etc. podíamos señalar nuestra bondad. Esa religión tradicional ha perdido fuerza pero no lo ha hecho nuestra naturaleza humana y seguir os necesitando señalar esa virtud.

La hipótesis de muchos autores es que seguimos viviendo en un mundo religioso y que la religión ha saltado ahora a la política. El wokismo (la nueva política de identidades y de justicia social) no sería más que una variante de protestantismo.

 
Las redes sociales tocan una tecla de nuestra naturaleza humana

Al perder fuerza la religión rrsstradicional las redes sociales han ocupado el lugar de la Iglesia donde uno da a conocer su virtud. Las redes sociales han ido aprendiendo a tocar diferentes teclas de la naturaleza humana, una de ellas es nuestro apetito por la información social, lo que llamamos cotilleo o chismorreo.  Pero también se han dado cuenta de que la indignación moral vende, de que los tuits de indignación moral se tuitean más que los demás y que cuando la gente está indignada moralmente permanece y participa más en la plataforma.

La moralidad es un peligro para la democracia y la ciencia

Es un peligro para la democracia porque si introducimos el código bueno/malo en la política y consideramos a nuestros enemigos no sólo como equivocados sino como malvados, se ha acabado el diálogo político y estaremos haciendo religión en vez de política. Y si introducimos el código bueno/malo en la ciencia corrompemos su función, ya que la ciencia se guía por el código verdadero/falso y su objetivo es encontrar la verdad, no el bien.

Con estos ejemplos nos hacemos una idea de los temas que trata el libro. Luego quedaría el problema de qué podemos hacer para mejorar las cosas, pero no vamos a destripar aquí el final del libro, así que animamos al lector a averiguarlo por sí mismo.

Juan Medrano

Bilbao


REFERENCIAS

  • 1.- Malo P.Los peligros de la moralidad: Por qué la moral es una amenaza para las sociedades del siglo XXI Deusto 2021.

    Torralba F. La intimidad. Ed. Milenio. Pagés Editors. Lérida 2009. (re-editado 2014)

Salvador Pániker afirmaba que el gran problema de la intimidad es que en general la gente carece de ella. Quizás sea una afirmación exagerada, pero no lo parece tanto si consideramos las muchas personas adictas al Instagram y al TikTok… En este ensayo de Torralba se afirma todo lo contrario, todos tenemos intimidad, si acaso mucha gente no la cuida, pero “conocer a alguien es osar recorrer esa travesía que media entre vida pública y privada”. (pág.7)

Ahora bien, no es fácil entrar en esta intimidad ajena. “Nadie está legitimado para entrar en la vida interior de otro; hace falta que éste, su semejante, abra la puerta y le deje ver esa vida intangible que transcurre en la rebotica de su ser” (pág.9) Fantasías, propósitos, la vida secreta de cada cual ahí está, y aún cuando una parte de esta vida quede al descubierto, siempre habrá una capa más profunda.

“La intimidad es una riqueza que hemos recibido (…) es un don no de una naturaleza física, como el sentido de la vista, sino imperceptible (…) un bien que hay que respetar” (pág.10), afirma Torralba.  Y continúa: “cada uno es responsable de lo que se deposita ahí. Si la llenamos con elementos tóxicos, sin ser capaces de reconocerlos, (…) se convertirá en un vertedero. (…) En cambio, si se cuida con esmero, si se sabe escoger los recuerdos que se consignan ahí, la intimidad se convierte en una morada cómoda, un bonito paraje al que regresar de vez en cuando” (pág.11)

La intimidad hay que comprenderla como cambiante: por supuesto cambia con la edad, pero también con las relaciones que establecemos. Por eso incluso las personas más próximas tienen una parte de desconocidas, y debemos evitar ser intrusivos. Cada persona tiene derecho a la intimidad e, incluso más, el decoro es necesario para cultivar esta intimidad. No podemos en este punto confundir privacidad con intimidad. Privacidad sería lo que cerramos a lo público. Intimidad lo más interior, lo que damos con cuentagotas incluso a los amigos. Todo lo que es íntimo es privado, pero no viceversa (pág.15)

La intimidad presupone por consiguiente una resistencia a “exteriorizarlo todo”. La intimidad difícilmente existiría si no tuviéramos en alguna medida pudor. El pudor tiene mala prensa, parecería que es una imposición cultural. En la literatura psicoanalítica aparece asociada a la represión de la sexualidad. Pero también podemos entenderla como “una resistencia a ser un mero cuerpo para los demás” (pág.25), un sentimiento moral que trata de salvaguardar nuestra identidad (pág.26). En los Centros Penitenciarios se antes se solía desnudar al preso a la fuerza para reducirlo a su corporeidad. Algo de eso ocurría también en los hospitales. Por ello Torralba afirma: “Cuando todo se convierte en objeto de exposición (…) la dignidad se esfuma” (pág.31).

En ocasiones se asocia el amor a la entrega de nuestro cuerpo al ser amado. Pero esta entrega no supone la desaparición del pudor: “Donde hay amor el pudor no desaparece; al contrario, se refina y madura” (pág.32) En realidad, ¡cuantas veces el amor surge no de percibir fortalezas en el otro, sino sus vulnerabilidades! Por eso el amado “no tiene miedo de mostrar sus flaquezas porque sabe que no es querido por sus cualidades sino por su ser, que necesariamente incluye debilidades” (pág.32)

El autor configura el pudor como cancerbero de la intimidad, lo que le hace afirmar que “tener pudor significa disponer de la capacidad de soportar en solitario determinadas situaciones” (pág.34)

Por todo lo que venimos diciendo Torralba entiende que “frente a la congénita tendencia a exhibirse, el pudor es el lastre natural (…) una especie de tensión superficial de la personalidad” (pág.40) Y siguiendo a Scheler afirma que “el ser humano no solo vive en un medio natural (…) sino que tiene en su interior un mundo moral (…) a la vez su refugio y su fuerza” (pág. 42).

¿Y entonces dónde queda la amistad? “La comunidad (…) que denominamos amistad no es otra cosa que una transferencia de intimidades” (pág.51)  “Solo aquel que cuida y mima su intimidad, aquel que mima su mundo interior propio, aportará elementos nuevos al encuentro interpersonal, haciendo crecer el valor de la comunidad. La intimidad no es el aislamiento, ni mucho menos el solipsismo. Crece en retiro, pero no puede desarrollarse sin integrar elementos del exterior en su propia naturaleza” (pág.51) Para acabar de entender la idea del autor sobre el pudor y el recato, nos va muy bien este párrafo: “El motivo por el que no debe exteriorizarse todo lo íntimo no es porque al hacerlo pueda originar incomodidades; hay otra poderosa razón: en los recuerdos y afectos de una persona están implicadas muchas más. Y no nos es lícito disponer libremente de ellos porque no son nuestros” (pág. 87).

Nuestro autor distingue una intimidad corporal, intangible, interpersonal, espiritual, (entendida como una relación con Dios) y temporal (“tiempo propio”). Para Torralba la vida espiritual es un diálogo con este Dios. Esta afirmación me resulta interesante y a ella volveré en el comentario crítico.

También comentaré más adelante otro concepto defendido por Torralba acerca de lo que puede ser una personalidad sólida frente a una personalidad débil. Una personalidad sólida, afirma Torralba, no se arredra ante la invasión del espacio personal (mis libros, mi habitación…), como sí hace una personalidad débil que se note amenazada. Podríamos afirmar que Torralba apuesta por cierto desapego, fruto de una maduración. Sería una interpretación al rebufo del budismo. Pero también entreveo un matiz nietzscheano cuando denosta como débiles las personalidades depresivas. “Las personas depresivas, (nos dice en la pág. 98), son las primeras que sucumben a las distracciones mundanas (…) cayendo en la trampa de su propio Yo; (…) La falaz seriedad que exhiben para ocultar su vacío interior hacen que sean seres odiosos”. E incluso más adelante vuelve a la carga, (pág.121): “se esfuerzan (los depresivos) por no entristecer a nadie y sufren por no parecer rudos, rechazando todas las virtudes viriles: hablar claro, mantener lúcidos corazón y espíritu, y tener una conducta firme”. ¡Mejor no lo lea una feminista!

¿Puede ayudarnos a cultivar la intimidad la meditación, o la mera contemplación?  “La contemplación, (entendida como aquella mirada que busca apropiarse de la realidad), es algo complejo y exigente. (…) Una sagacidad puramente visual dista mucho de ser una agudeza contemplativa”. (pág.89) Dicho de otra manera, no solo hay que observar, hay que entender y aprehender el mundo que nos rodea.

“La convivencia exige un intercambio intermitente y dosificado, basado en la verdad y la confianza, (pero no en una transparencia total y absoluta)” (pág.116)

Parece lógico que una valoración tan alta de la intimidad conduzca a una concepción de la persona como una cebolla: podemos bajar las máscaras con las que nos defendemos en sociedad, pero siempre habrá un último antifaz que no es conveniente sacarnos. Y por lo mismo “seducir a alguien es conseguir que desee conocer nuestra intimidad, pero también lograr que quiera abrirnos la suya” (pág.119).

Por esto resulta de la máxima importancia el procedimiento de decisión. El reto consiste en “de qué modo escapar de la estrechez y falta de ambición de una concepción agregativa de la democracia sin caer en el maximalismo de una “inteligencia colectiva” que puede estar tentada de calificar como inapelablemente verdadero y correcto lo que no es más que el resultado de un proceso limitado de deliberación”. La única solución es “mantener siempre una legitimidad para la discrepancia también respecto de los consensos obtenidos con nuestros mejores procedimientos” (pág 375)

“Si la verdad, entendida como objetividad acreditable, sirve de muy poco es porque los humanos no vivimos en el mundo de la rotundidad, sino en el de la aproximación;  Nos movemos en un entorno de interpretaciones(…) nuestros enunciados políticos rara vez son constataciones comprobables de hechos; generalmente son la expresión de deseos, de apuesta por alternativas, la ponderación de posibilidades y riesgos. Son más valoraciones que descripciones de una situación” (pág 379)

Por ello “de los políticos esperamos algo que es mucho más completo y exigente que decir la verdad, como convencer, medir la oportunidad o gobernar las pasiones colectivas” (pág 384)

Comentario Crítico.-

La intimidad puede entenderse como relación, (relaciones íntimas), pero también como espacio físico y mental. Es en este escenario de pensamientos íntimos donde discurre la mayor parte del libro que comentamos. Ya San Agustín advertía de los pensamientos fantasiosos con los que podíamos pecar, y posiblemente no haya nada mas intrusivo que amenazar con el infierno por un pensamiento lascivo. La mayor parte de las religiones invitan o incluso coaccionan para que sus seguidores limpien sus pensamientos de fantasías pecaminosas.

El libro que comentamos no invita a una catarsis purificadora, pero tampoco se desprende del modelo de San Agustín. Así al menos creo deducirlo cuando Torralba apuesta por personalidades sólidas versus depresivas o débiles, o cuando aboga por construir una intimidad de cualidades viriles, frente a una intimidad construida con “materiales de derribo”.

Hay diversas maneras de entender la vida espiritual: como una biografía del espíritu, (léase alma), o como una reflexión existencial, (versión laica). Pero ambas perspectivas coinciden en entenderla como un diálogo: con Dios, (v.gr. este libro que comentamos), o un diálogo que mantenemos con nosotros mismos, (en una suerte de intercambio con personas que nos resultan significativas: familiares, amigos, personas a las que admiramos). En ambos casos es un diálogo que mantenemos en la intimidad. Ahora bien, ¿podemos directamente influir en estos diálogos, decretando las fantasías que vamos a rechazar, o las que vamos a promover, o los contenidos que deseamos que ocupen nuestro espacio íntimo?

Como decíamos al comienzo de este comentario, Salvador Pániker afirmaba que lo más relevante de la intimidad es su ausencia en una mayoría de personas. Podríamos reformular esta aseveración: quizás el problema estribe en que la mayor parte de personas no identifica este diálogo interno y estas fantasías que cruzan nuestro ser mas silencioso, (fantasías que dan lugar a proyectos y voliciones), como espacio de intimidad. Nadie nos educa en la percepción de estos pensamientos y cogniciones. Mucho menos en la conducción de dichas cogniciones. El libro que comentamos tiene aportaciones interesantes, aunque debamos discrepar de la influencia nietzscheana que detecto en conceptos como el de personalidad fuerte versus depresiva.

Francesc Borrell

Sant Pere de Ribes

WEBS DE INTERÉS

Revista AMF

La revista AMF pone en abierto los artículos sobre eutanasia que ha ido publicando desde el inicio de la pandemia.

https://www.amf-semfyc.com/web

He aquí el índice de artículos con los links correspondientes:

  1. Comunicación con la persona que solicita eutanasia. Entrevista clínica de ayuda a la deliberación (AMF 2021) No todo es clínica
  2. Procedimientos de la prestación de ayuda médica a morir (AMF 2021) No todo es clínica
  3. Reflexiones en torno a la ley de la eutanasia (AMF 2021) Editorial
  4. Eutanasia. Situación legislativa en el mundo (AMF 2019) No todo es clínica
  5. Eutanasia: ese derecho que tarda en aparecer (AMF 2019) Editorial
  6. Eutanasia y suicidio asistido (AMF 2015) No todo es clínica
  7. Eutanasia y sucicidio asistido (AMF 2016) Opinando sobre…
  8. Eutanasia: ese derecho que tarda en aparecer (AMF 2020) Opinando sobre…
  9. Medicina de Familia al final de la vida. Mapa y territorio de la atención al morir (AMF 2017) No todo es clínica 

 

De entre ellos escogemos para comentar el siguiente:

Comunicación con la persona que solicita eutanasia. Entrevista clínica de ayuda a la deliberación

ROSA DURO ROBLES  Eva Peguero Elena Muñoz

En este artículo las autoras exploran el tipo de entrevista necesaria para abordar una deliberación honesta y franca con el paciente que solicita la eutanasia. Definen como objetivos de la entrevista:

 

  • Asegurar que la persona realiza la solicitud de manera voluntaria, y sin ninguna presión externa, y con conocimiento de la prestación que se solicita.
  • Vaciar las creencias, dudas, necesidades, miedos, expectativas de la persona que solicita la eutanasia. Es decir, «que salga todo», que la persona también se oiga mientras nosotros le escuchamos.
  • Reflexionar con la persona sobre sus conocimientos, valores, creencias, expectativas, sobre su enfermedad y pronóstico.
  • Aportar toda la información complementaria a lo que sabe la persona, necesaria para hacerla completa.
  • Ayudar a la persona a deliberar sobre el proceso de la eutanasia, y qué alternativas tiene en su caso.
  • Estrechar la relación de confianza, que será imprescindible en todo el proceso. El acompañamiento y el no abandono son claves, incluso cuando pueda haber desacuerdos entre profesional y paciente.

 

De manera sucinta este es el guión que proponen, y que el lector puede consultar en abierto para mayor detalle:

ROSA DURO ROBLES

ARTÍCULO COMENTADO

La suplementación con ácido fólico y las complejidades de la culpa. Los peligros de judicializar el consejo médico.

BMJ2022 ; _ 376 doi. https://doi.org/10.1136/bmj.o144 

(Publicado el 20 de enero de 2022) BMJ 2022;376:o144

 

En diciembre de 2021, Philip Mitchell, un médico general, fue declarado culpable de negligencia por no aconsejar suplementos de ácido fólico a una embarazada. La criatura nació con espina bífida, lo que no le impidió la práctica deportiva. Los hechos ocurrieron en 1999 y plantea de la cuestión del nivel de evidencia que se tenía entonces, el hecho de que en el historial figuraba que el médico había informado convenientemente a la paciente, (sin más detalles), y de si la suplementación de ácido fólico es un asunto particular, o debiera formar parte de las políticas salubristas. Si este médico es considerado negligente… ¿no debieran también ser considerados negligentes los responsables de Salud Pública? Por otro lado, ¿resulta realista exigir que los médicos apunten el detalle de lo deliberado con el paciente en el Historial, en un contexto de falta de tiempo?

Este médico fue condenado por no defender con más energía la prevención de la espina bífida con ácido fólico…. ¿Sería condenado también un médico que apostara por un cribaje excesivamente intrusivo e incluso peligroso, como pudiera ser el cribaje del cáncer de pulmón?

El editorial se pregunta  “¿Es la promoción excesiva de una intervención, por ejemplo, una forma de negligencia? ¿Qué sucede si asesora erróneamente a millones de personas, en la televisión nacional, sobre la eficacia de las vacuna ( https://www.sciencemediacentre.org/expert-reaction-to-a-doctor-challenging-the-health-secretary-sajid-javid -en-vacunación-obligatoria-en-kings-college-hospital )? 

¿ O si no se mantiene actualizado con las últimas investigaciones sobre vacunas y miocarditis (doi: 10.1136/bmj-2021-068665 )?  ¿Quizás necesite una actualización sobre el manejo de las fisuras anales crónicas (doi: 10.1136/bmj-2021-066834 ) y el parto prematuro extremo (doi: 10.1136/bmj-2021-055924 )? 

En fin, esperemos que los jueces españoles actúen con más prudencia, porque si desean afinar acerca de los consejos impartidos en las consultas, los médicos tendremos que exigir de nuestras autoridades “mejores pruebas y mejores sistemas y procesos para apoyar la toma de decisiones individuales”.

 

Pablo Oliveras

Murcia

VIDEO RECOMENDADO

Sobrediagnóstico en Medicina.

– Sergio Minué pertenece al grupo internacional que estudia el sobrediagnóstico en medicina. Este enfoque nos advierte de los peligros del uso extensivo de cribados no justificados, la creación de enfermedades a partir de disfunciones normales de la vida, o los umbrales excesivamente bajos de pruebas analíticas o criterios diagnósticos. El conferenciante aporta referencias bibliográficas de gran interés.

La Redacción. –

Compartir este Contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp