BLOG LÍDER EN HUMANIDADES MEDICAS Y FILOSOFIA DE LA MEDICINA.
FUNDACION LETAMENDI- FORNS

Archivo
Etiquetas
AACH
Abel F.
Abell AM
aborto
Abraham André Moles
Adam-Smith J
adisex
Adler S.
Adolescència
Agamben G.
Agarwal A
akrásico
Alcoberro R
alcohol
Aleksievich S.
Almazán J
Altarriba A.
Altozano J.
Altschuler DR
Álvarez C
Álvarez Herrero C
Antonio Escohotado
Aprendizaje Colaborativo
Aramburu F
Archives Audiovisuelles
Argumentación
Ariely D.
Armengol Rogeli
ARN doble hebra
Arrogancia
arrogancia epistémica. epistemócrata
Arsuaga JL
Artificial Intelligence
As Bestas
Asieslavidix
Asperger síndrome
Atención Primaria
Atención Primaria de Salud
Autismo.
Axel Honneth
ayuno
Azagra R
Baca Enrique
Bad Medicine
Bad Science
Baggini J
Barbey C
Bárcena Agustín
Barea R. Mouawad
Baroja Pio
Barona Josep Lluis
Bayés Ramón
Bayes Teorema
Becchi P.
Bedate CA
Belinchón M
Benjamin W
Bensing J
Berstein RJ
Biblioteca Digital Hispánica
Biblioteca digital mundial
Biblioteca Miguel de Cervantes
Bill Gates
Bimbela JL.
Bioética Congreso Nacional
Bioética Narrativa
bioética.
Black Swam
Blasco I
Blasco JLl
Blatt R
Blogosfera Vasca
Bloom P.
Boghossian P
Bok S
Boladeras Margarita
Boletin Bioética Universidad Complutense
Bonal Pablo
Borkan J
Borrell F
Bostezos
Botul JB
Bóveda-Fontán J
Brainfacts
Brendel A
Brockman J
Broggi Marc Antoni
Buber M
Buckman R
budismo
bullshit jobs
Bunge M
Cabezas M
Calsamiglia Helena
Calvo Rico R
Cambio climático
Cambridge action
Camps V.
Camps V. ; Discapacidad
Caos
carbimida
Carey N
Carolina Guiriguet Capdevilab
Carrere E.
Carrillo N.
Cartelización partidos
Carter Ch
CAS-9
Casacuberta D.
Casado S.
Cassirer E
Castilla del Pino Carlos
Cátedra UNESCO
Celíaca enfermedad
celos
célula estructura
Central de Resultados
Centro Estudios Riesgos Existenciales
cerebro
CERMI
CESCA
Charles A.
Charles Baudelaire
Charon R; Medrano J; England Journal of Medicine; Hooker C
Chistes
Chocorua
Churchland PM
Cine
Cinefórum
cinismo
Cisne Negro
Climática
Clinical Perception
CO2 capture
Cohen D
colapso cultural
colapsología
Colme
Comitè Bioètica Aragón
Comité Bioética Catalunya
Comitè Bioética de Catalunya
Comité Europeo Prevención Tortura.
Common Ground Publishing
comunicacion modelos
Comunidades Autónomas
conciencia
conciencia moral
conciencia trastorno de
conectoma
Conesa F
confidencialidad
Congreso Comunicación y Salud
Congreso Religiones Chicago
Conill J.
consejo médico
consenso SEGC sujeciones
Consentimiento Informado
Contemplative Mind Center
contención mecánica
Conversaciones
copago
Corbin A
Corrado Sinigaglia
Cortina Adela
Couceiro Azucena
CountBlissett
Coursera
COVID19
Crane T
creativity
CRISPR
Critchley HD
criterio decisión
Critical feeling
Critical Thinking
Cruess RL
Cruz M
Curie M.
D´arcy E
d´Ors P.
Damasio A.
Dawkins R.
De Waal F.
deberes supererogatorios
Decisiones Anticipadas
Declaración de Helsinki
Del-Re R.
Deliberación ética.
Democracia
Dennet Daniel C
Derbyshire SWG
Derechos Humanos; Derechos Menores; Jornadas Moises Broggi; Emociones
Derrida Jacques
deshumanización
Dewey J
diagnóstico diferencial
Diamond JM
Díaz Marugan V.
diccionario filosofía
Diderot
Diéguez A.
Difficult Conversations
Dignity on trial
Dilemas morales
dinero
Discapacidad
discutir
DislipEM
disruptores endocrinos
Dix D.
Doctorow EL
Doctutor
Doidge N.
dolor fetal
Domingo T
Doyle C
drapetomania
drogas
Dugdale DC
Dwyer CP
Dytective
Eagleton T
EASP
Eco U.
ecoaldeas
EdX
efecto Pinocho
eficiencia.
Eguizabal R
Eichengreen B
Eilenberger W
El alma pública
el Bajau
emocionalismo
Emociones
Emotion
empathy
Enfermería
Enjuanes L
ensayo clínico
entrevista motivacional
Epicuro
Epidemiología
Epidemiologia social
epifenomenalismo modular
Epigenética
Epistemologia
epistemología
epistemología etapas desarrollo
Epstein RM
Epstein Ronald
Ermengol Coma Redonb
Errores clínicos
Escandell V.
Escéptico Digital
escucha.
Escuchar
Escuela Pública
esperanza
Espert N.
ética responsabilidad
etología
Euroethics
Eutanasia
Evans D
evolución
Extintion Rebellion
Ezequiel J Emanuel
falacia
falacia de la evidencia silente
falacia naturalista
falacias
Family Medicine
fanatismo
fatiga decisión
Faure P
FEAPS
Feito L.
Feldman F
Felicidad
Fernández Abascal EG
Feyto L
filosofia de la ciencia
Filosofia Medicina
filosofía moral
Florescencia
FOESSA
Folia Humanistica
Folklore Revista
FOMO
Fonda Filosófica
Ford Sarah
Forney E.
Foster J
Fournier Jean-Louis
Fowler JH
fracaso escolar
Francesc Borrell
Frankfurt Escuela
Fraternidad
Fred Platt
Frédéric Paulhan
Frederic W. Platt
Freud S
Friedli L
fRMI
FronterasCTR
funciones racionales
Fundacion Ana Bella
Fundación Iatros
Fundación Letamendi-Forns
Fundacion March
Fuster Joaquin
G.; March JC; trabajo equipo; Wellcome Foundation; Fisterra.com; Fitzgerald FT
Gamificación
García Campayo J.
García Morente M
García Rolando
Garcia-Albea JE
García-Alonso M
Garret B
Gazzaniga MS
GEHUCT
gen egoista
genética. placebo
Georg Simmel
Gervás J
Ghostwriting
Giacomo Rizzolatti
Gingerenzer G
Gold A
Goldacre B.
Goldman B.
Gomá Lanzón
Gomá Lanzón Javier
Gómez Pin V
González Antonio
González Blasco P.
González Blasco Pablo
González García M
González Quirós JL
González Valenzuela J
Google talks
Gracia D
Gracia Diego
Graeber D
Graphic medicine
Greater Good
Gregorio Marañón
Grifols Fundación
Grupo Comunicacion y Salud de España
Guerra Afganistán
Guillaume L. Duprat
Gustave Le Bon
Habermas Jürgen
Han PKJ
Hans Freyer
Harari YN
Harcourt E
Hastings Centre
health literacy
Health talk on line
Healy D
Heces
Heidegger M
Hektoen Institute
Henri Bergson
Her
Herbert Spencer
Hernández Aguado I
Hernandis E.
Herramientas catalogación
Herrero J.
Herreros Ruiz-Valdepeñas
Hetherington S
heurísticos
Hibiscus
Hidrógeno
Hierro Pescador J
Hildegarda de Bigen
Hipermoralización
hipertensión
Hipocondría moral
Historia Medicina
Hombre de Ötzi
Homeopatía
Homo Deus
Homo Sapiens
Homo Sapiens; Posthumanismo; Capdevila C.; Manrique J; Trasure J
Hospitalidad
Howick J
Human Right Watch
Humanidades Médicas
Humanización
Hvistendahl M
ICHOM
Identidad de genero
identidad personal
Ideologia de género
Ig Nobel
Igualitarismo
Imaginación
inadaptado
Incertidumbre
Indicadores SNS
Índice de Bienestar
Industria Farmacéutica
Infancia
Infoamérica
Ingelfinger FJ
Innerarity
Innerarity D
Inneratiy d
Institute Medical Ethics
Instituto de Filosofía
Instituto Psiquiatría Dr. Ramón de la Fuente
Inteligencia Artificial
Inteligencia colectiva
intención
International Network for Narrative Medicine
International Network Narrative Medicine
interser
intimidad
intuiciones éticas
investigación
Irvine WB
Isaiah Berlin
Ivanov
Jablonski N
Jackson T
Jakobson R
James Lind Library
James M. Baldwin
James W.
James William
Javier
Javier Echevarria
Jean Maisonneuve
John McKinlay
José Antonio Seoane
Jovell Albert
JSTOR
Jung CG
justicia
Kahneman D
Kandel Eric R
Kant Immanuel
Karl Otto
karma
Kassirer JP
Kathinka Evers
Kayrós
Kim
Konnkova M
Kornblith H.
Küng H
Kurzban R.
Laboratorio Cognición
Laín Entralgo
Lain Entralgo P
Lamm Claus
Larson Eric B
Lauer C.
Lázaro José.
Le Bon
Learning Evidence Based
lenguaje
lenguaje intensional
Levitin DJ
Levy DM
Lewis Alfred Coser
ley del doble efecto
Lichtenberg P
Lieb K
limitación esfuerzo terapéutico
Living Planet
Ll. Darwin
Loayssa Lara R
López García-Franco A
López Gijon J.; Córdoba; Sociedad Navarra de Geriatría; Revista Iberoamericana de Bioética; La tregua; Blade Runner; Rhodes J
Lubman DI
Lucien Lévy-Bruhl
Lucy
Luri G.
M; Shorter E.; Healy D.;Lorenzo G ;Quill T; Broggi MA; ASCIDE;
MacIntyre A
Madurez epistémica
Malo P.
Mandel L.
Manifiesto Oviedo Salud Mental
mapping
Marc-Alain Descamps
marcador somático
Marías J
marihuana
Marina JA
Marina Jose Antonio
Marraud H.
Marsh H.
Martin-Asuero A
Martínez González; María de Codés; Alvarez González Beatriz; Fernández Suárez Ana; Seguridad Clínica: Schmid W; Bentall RP
Marx K
masturbación
Materia
Matlwa K.
Maulsch LB
Maurice Halbwachs
McMahan
McNabb D
McWiney I
Medical History
Medical overuse
Medicina basada en evidencias
Medicina Basada en la Evidencia
Medicina Gráfica
Medicina Narrativa
medicina personalizada
meditación
Meditation
Medium
Medrano J
Memoria Histórica
Mercader C.
Mercè Marzo-Castillejoa
Meritocracia
Metaconición
metafísica
método científico
MicroBIO
Miller BJ
Millines Dziko T.
mindfullness
Mindware
Minué S.
mística
Mitchell J
Modelo Centrado en el Paciente
modelo colaborativo
Modelo Toulmin
Molero E.
Molins Roca J
moneda
Montaigne M
Monty Hall
MOOC
Mora F.
Moralidad
Moscoso J
Mosterín Jesús
Mother Pelican
Moumjid N
Moya Carlos J
Moyniha R
muerte
muerte cerebral
Murakawi H.
Museo Vasco Historia Medicina
música.
Musons J.
Mutilación genital
narrativa anti-vacuna
Narrativity
naturaleza humana
Naukas
Navarro F.
Nazis
NCLD
necesidad seminario
Negacionismo COVID
negligencia
neutralidad ciencia
Newman John Henry
Nisbett RE
Novatores
Nubiola J
Nuffield Council
Nussbaum Martha
Nutt D
O´Connor T
objeción de conciencia
objetos evocativos
Occhiuzzi F
OCW
Olea Nicolas
OPS
Optimismo
Orea L.
Orejudo A.
Orozco Fernando
Orrin E. Klapp
Ortega F
Ortega y Gasset
Ortún V.
ostensión interna
osteoporosis
Ownby D
Ozawa S.
Pagès F.
Palmer Parker J
Paniker S.
Panikkar R.
Pankseep J
Panóptico
PAPPS
parentesco
Parga Carmen
Participación Paicente
pasión
Pasquale Rossi
Patient Centered Guide
PCORI
Pedagogia Basada Evidencias
Peek J.
Peirce ChS
Peña A.
Pensamiento Crítico
pensamiento implacable
Pensar
pensar verídico
perdón
Perona Angeles
Perplejidad
Pfaff DW; Altruisitic brain; decisiones compartidas; TDAH;
Pharmacopeia
Pharmageddon
Philosophy of Action
Philosophy of Psychiatry
Phylosophy of Medicine
Pinker S.
Pinker Steven
Placebo
Plat F.
platonismo metafísico
platonizar
pleitos
podcast
policronicidad
Popper K.
Porta M
Porter ME
pos-verdad
post-truth
Power Atlas
Poyatos Fernando
Pragmatismo
Prego C.
Prehn O.
Primates
probabilidad
Proust J.
Pseudociencia
psicoanálisis
psicolingüística
Psicologia positiva
Public Health and Social Justice
publicidad
PubMed
pueblo Svante Pääbo
Puertas D.
Punset Eduard
Puyol A.
Quine WVO
Quintana-Murci
quovadisgaleno
racionalidad
racionalidad limitada
Rafael Garza Livas
Raising Happiness
Rationale
Rawls J
Razonar
realismo científico
Reber R.
recursividad
Redondo P
Reflexion
religión
religiones
Rendueles C.
Renovación pedagógica
Repositorios
Representación Social
Research Channel
Researcher ID
Resignación síndrome
retretes
retroprogresión
Revista de Filosofia
Revista de libros
Revista de Medicina y cine
Revista Internacional de Humanidades Médicas
Revista Salud Mental
Rey Luis II Baviera
Rhodes J
Richard Sennett
riesgo cardiovacular
Rigola A.
Robador Oihana
Robertson EM
robot
Roca G.
Rodríguez Delgado M.
Rodríguez González Mariano
Romanticismo
Room R
Rorty R.
Rosen Ch.; Sen A.; justice; niti; nyaya; The Spudd; Emotion
Rosen Foundation
Rowlands M
Royal College Physicians
Ruiz Moral R
Russell B.
Saborido C.
sacerdocio
Sádaba I
Sadaba J.
Salgado P
Salud Mental
Salud Pública
Salud y dinero
salud_definición
Salunautas
Salvador Casado Buendía
Sampedro JL
San Martin J
Sandel Michael
Sandel MJ.
Sandis C
Sandkühler J.
Sanz Eduardo
Sartre Jean Paul
Savater F.
Scheurich A
Schilthuizen M
Schulz J
Scruton R.
Searle JR
Seguridad Clínica
seguridad del paciente
Seminarios Moisés Broggi
semiotica
Sentimiento homeostático
serendipia intelectual
Serra M
Servicio Nacional Salud
Servigne P.
Seung S.
sexualización
Shared Decisions
silogomanía
Simó J
Simon Lorda Pablo
Simposium Internacional Instituto Iatros
Simposium Tecnociencias
Simpson
Singer P.
Sistema Nacional de Salud
Skeptic Society
Skrabaneck
Sloterdijk P.
sobrediagnóstico
Sociedad de estudios peirceanos
Sociedad desarrollo pensamiento crítico
Sociedad desconocimiento
Sociedad numérica
Sociedad W James
Sócrates
Sofismas
Soldevila C
Solomon Robert
Sorogoyen R
Spiegelhalter D.
STAT
Steiner G
Steinhof
Stevens R.
Stevenson L
storydoing
storytelling
Strawson G.
suicidio
Suzana KE
Szabó M
Taaner Lectures
Taleb Nassim
Taleb NN
Tamir D.
TDAH
Teaching Professionalism
Team teaching
Team teaching Rendueles C. Igualitarismo Meritocracia Cartelización partidos Extintion Rebellion Conciencia
Técnicas Docentes
teorema de Bayes
Teoria de la Mente
Tesis Doctorales Buscador
test diagnóstico
The American Academy on Communication in Healthcare
Théodule Armand Ribot
Thesaurus
Tiempo
Tizon Jorge
Tomás Domingo Moratalla
Tomassello Michael
Torralba F.
Tower Sargent L
Tranche S.
Transexualidad
Transhumanismo
Trastorno del Espectro Autista
Trastornos del Aprendizaje
Trastornos del Aprendizaje y familia
TRE
Turkle S
Twitter
Unamuno
Uncategorized
Uncertainty Threshold
UNED
Unicef
Universidad de los pacientes
Universidad Pontificia Comillas
UTAE
Utopía
Valcárcel A.
Valdecantos A.
Vallés CG
Valor el
Varela J.
Venet E.
Vergés Ll.
Verghese A.
Vesalio
Vidal F
Vilà R
Vilardell M.
violencia género
violencia seminario
viruela
Virus
voluntad
voluntades anticipadas
Vulnerabilidad social
Wagensberg J
Waldinger R.
Watters E
Watzlawick Paul
Web of Knowledge
Weinstein M
Weird Experiments
Welcome Library
Weston A.
William McDougall
Wilson EO
Wittgestein L
Wootton David
Wulff HR
Y. Harari; Harris M.
Yalom ID.
Yoga
Zachar P
Zaid
Zander B.l
Zen
Zizek S.
zonas de convergencia-divergencia
Zubiri Fundación
Zuckerman EL
Zweig S.
iatros junio

BOLETIN IATROS, JUNIO 2022

CÍRCULO DE CIBERLECTURA

- ÍNDICE

Nota a nuestros lectores:

EL PRÓXIMO NUMERO DEL BOLETÍN IATRÓS APARECERÁ EN SEPTIEMBRE.

¡FELICES VACACIONES A TODOS!

INDICE.-

Noticias.-  Curso de Trastornos del Aprendizaje (gratuito).- II Congreso Internacional Bioética.

Comentario de libros.- Intimidad corporal y persona humana; Los muchachos de zinc.

Webs de interés.-  Revisitar la obra de W.James

Artículo comentado.-    Las narrativas anti-vacunas a examen.  

Vídeo recomendado.- El efecto Pinocho, o cuando alguien miente…

NOTICIAS

      MÓDULOS:

  1. Este primer módulo del curso es una introducción al desarrollo del sistema nervioso en la infancia. Anna Solerdelcoll i Alba Vergés, neuropsicóloga y pediatra, respectivamente, nos aclaran la terminología y los conceptos principales.
  2. Este segundo módulo lo dedicamos al trabajo pluridisciplinar. Un profesor -Joan Juliá- y una pediatra -Lidia Sanz- aplican los conocimientos del módulo anterior de manera colaborativa, con especial énfasis en la detección precoz de trastornos comunes, como es el caso de la dislexia.
  3. Este tercer módulo va dirigido a proporcionarnos las herramientas fundamentales para la detección precoz de los trastornos del lenguaje. Mireia Sala, logopeda, efectúa un didáctico recorrido en el proceso de desarrollo y maduración del lenguaje.
  4. José Ramón Gamo, psicólogo clínico especializado en trastornos del aprendizaje, presenta este cuarto módulo, dedicado a los llamados “neuromitos”, (falsas creencias relativas al desarrollo neuropsicológico), y los trastornos de la atención.

También pueden acceder a través de este LINK.

La Redacción

COMENTARIO DE LIBROS

  • Conill J. Intimidad corporal y persona humana. De Nietzsche a Ortega y Zubii. Ed. Tecnos Madrid 2019

¿Existe la intimidad? No podemos negar la presencia del pudor, manifiesta en la resistencia a mostrarnos desnudos en público. Incluso en una playa nudista será mal venida la presencia de un fotógrafo…. ¿Resulta suficiente el pudor como prueba de que todos tenemos intimidad?

Si examinamos los escritos que hablan de la intimidad observaremos que son tres las acepciones:

1.- La intimidad como espacio. Entendida así, la intimidad queda habitada por lo más genuino de mis sentimientos, valores, creencias… También fantasías, diálogos que no expresamos, cábalas, ilusiones…. Todo aquello que no nos podemos mentir, pero también las cuasi mentiras que adornan nuestras vidas, y que al final constituyen la narración de nuestras vidas…

2.- La intimidad como relación. En el Boletín de Enero 2017 encontraréis un resumen del libro de Lauer, (“Intimacy”), que aborda esta perspectiva. La intimidad se hace y rehace a cada momento, en una permanente interacción con las personas que nos rodean. Un efecto de la soledad es la difuminación de las fronteras de la intimidad, porque perdemos el hábito de declarar como “privado” o “público” determinadas opiniones, sentimientos, recuerdos… Podemos hablar, por consiguiente, de “relaciones íntimas”, o de “amigos íntimos”, a los que permitimos entrar en este espacio donde reina el pudor.

3.- La intimidad como acto. No solo porque hay actos que solo se ejecutan en la intimidad, (defecar, mirarnos coquetamente en el espejo, etc., etc.), sino porque decisiones muy importantes parten de este núcleo genuino y auténtico…. Comprometernos en una relación, escoger una profesión o unos estudios, salir o no salir de fiesta esta noche, aceptar o no una invitación….

El libro que comentamos acentúa esta visión de la intimidad como acto. Conill J. (1952), uno de los filósofos más importantes de nuestro país, (aunque menos conocido que su esposa, Adela Cortina), parte de una visión orteguiana de intimidad. Para Ortega la vida interior es lirismo, entendido como transmisión de sentimientos y calidades estéticas a la realidad, y de la realidad externa a mi propio yo. “Lirismo es vida interior, vida interior es personalidad; personalidad es poder plástico, energía creadora de realidades, fuerza para conformar la materia dura del mundo exterior según nuestra voluntad y nuestra idea” (cita de Ortega, pág. 50 Op. cit.).
La cita anterior podría perfectamente suscribirla Nietzsche. La voluntad es lo que nos define de manera más precisa, eso es, las intenciones que nos mueven a cada instante, lo que deseamos o lo que nos obligamos a desear por imperativo laboral o social…

Lo que hacemos, los actos que anudan cada instante en un rosario de eventos, es lo más genuino de la persona. En cambio pretendemos que lo sea la imagen que nos hacemos de nosotros mismos, o la narración biográfica con la que amputamos lo mas desagradable, nos justificamos y a la postre, nos mentimos, (¡a Dios gracias!). “Ortega deja muy claro desde muy pronto (1914) que la intimidad no se encuentra en la introspección” (pág. 51). En cuanto practicamos la introspección  para entrar en este espacio que llamamos intimidad, convertimos en objeto algo que no lo es, una instancia ejecutiva que no se deja tomar porque es esencialmente dinámica, responde y se transforma con la realidad que nos envuelve. De alguna manera Ortega niega que la intimidad sea un corpus estable de sentimientos y valores, o en todo caso que podamos tener acceso a dicho corpus. Si acaso podemos empezar a conocernos “por las cosas que nos pertenecen” (pág 53), y de ellas, sobre todo, por nuestros actos.

intimidad

Ortega distingue tres estancias de la intimidad:

a-La vitalidad, o “alma corporal”, es la fusión entre la fuerza proveniente del cuerpo y nuestros deseos, verdadero subsuelo de la intimidad. Percibir esta vitalidad y, por extensión, nuestro cuerpo, nos lleva al “intracuerpo”: sensaciones, percepciones… En la literatura actual encontramos este concepto como “metacognición”, darnos cuenta de lo percibido, sentido y pensado. Si buscamos este mismo concepto con visión histórica, veremos que es prácticamente lo mismo que el “insight”, un término introducido en el siglo XIX- principios del XX- por el psicoanálisis.

b-Una segunda instancia serían los impulsos, emociones deseos… que son “míos” pero no son “yo”. Puedo sentir o desear tal cosa, pero no equivale a que “yo quiera” tal cosa. Entre el deseo y la volición media una decisión, media que en efecto nos comprometamos en un acto de voluntad. Emociones, sentimientos, deseos, nos advierten, pero “tenemos capacidad para intervenir en ellos” (pág 56).

c-Todo lo dicho hasta aquí justifica que hablemos de una tercera estancia donde decidimos, (o preferimos), una cosa frente a otra, (“estos zapatos me gustan mas que aquellos”), una relación de amistad, (“acepto tu invitación”), un compromiso público, (“voy a dejar de fumar”), etc., etc.  Por consiguiente cabe distinguir entre lo que yo quiero, lo que yo siento y lo que me viene de mi cuerpo. El dolor de una articulación me viene del cuerpo, pero yo no lo quiero; puedo sentirme triste, en contra también de mi voluntad; puedo incluso asumir un riesgo vital, (apuntarme a un curso de escalada), con la intención de embridar el pánico que siento a las alturas, (mi “yo” ejecutivo frente a la paleta de sentimientos que me vienen “de fábrica”).

Si negáramos esta tercera estancia no podríamos explicarnos la tensión vital que nos hace superar fobias y filias, que nos advierte de la necesidad de no mostrarnos tan irritables hacia ciertas personas, o simplemente buscar ayuda para neutralizar pensamientos intrusivos u obsesivos. Esta tensión entre lo que somos y lo que deseamos ser es precisamente el motor de todo cambio, de toda maduración.

Ortega va un poco mas allá afirmando que lo primero que hacemos como personas es conformar un repertorio de hábitos y tendencias con las que nos mostramos (y nos relacionamos) con los demás. Por dicha razón podemos “poseer una personalidad muy civilizada pero todavía carecer casi de intimidad” (pág 61). Ahora bien, “sólo cuando el hombre posee “criterios propios” que son su “sustancia inalienable” cabe decir que es “plenamente persona”. El que solo posee el repertorio de modos recibidos solo funcionará en las situaciones rutinarias como un “hombre estandarizado”, pero en una circunstancia nueva no sabrá qué hacer, ya que si no tiene una auténtica intimidad, no podrá recurrir al “fondo creador de sus criterios propios”” (pág 61).

El camino para cultivar este fondo creador no es la meditación, (o al menos la meditación entendida como mera contemplación de sí mismo, puesto que hay otras maneras de concebir la meditación, véase en este mismo Boletín el comentario al libro de Carrère, Yoga), sino el habérnoslas con nuestras circunstancias, con los avatares de la vida, con las decisiones diarias que nos obligan a estimular, interrogar y conformar este ámbito de intimidad, a la búsqueda de las decisiones que más nos satisfagan. Eso hace brotar la voz clara del dentro como programa de conducta, añade Conill (pág 62).

En este resumen del libro apenas nos hemos movido del capítulo 2. Ello se debe a la profundidad de la obra y a la necesidad de proporcionar al lector de una base para emprender una lectura más completa del libro. ¿Qué otros contenidos encontrarán? Muy brevemente: una discusión sobre las bases neurológicas de la intimidad, hasta qué punto podemos naturalizar a la persona humana, o el papel de la “voz de la conciencia”. Pero el resumen que ofrecemos sería el núcleo de pensamiento del que parte la obra.

Francesc Borrell
Sant Pere de Ribes

 

  • Aleksievich S. Los muchachos de zinc.  Debate Madrid 2016

Svetlana Aleksándrovna Aleksiévich (1948) nació en Ucrania, aunque se escolarizó y vivió en Bielorusia. En el año 2015 recibió el Premio Nobel de Literatura por su obra coral, a medio camino entre el periodismo y la literatura, donde da voz a los/las protagonistas de sus historias. En la actualidad vive exiliada en Berlín, ya que el régimen autoritario de Lukashenko la perseguía.

Una de sus primeras obras abordaba el papel de las mujeres durante la Segunda guerra Mundial. En la obra que nos ocupa da voz a los soldados y madres de soldados que participaron en la guerra de Afganistán (1978 a 1992). Esta guerra, calificada en ocasiones como el Vietnam de la URSS, significó un enorme desgaste para la Unión Soviética, con unos 20.000 muertos e innumerables heridos. Svetlana nos acerca al sufrimiento de una de las partes, en este caso los soldados rusos y sus familias, (sobre todo las madres de los soldados).

Para realizar esta obra Svetlana tuvo que entrevistar a muchas personas. Las transcripciones no son literales, pero si recogen fielmente el sentir y el sufrir de los protagonistas. No esper el lector encontrar un relato histórico. Lo que leerá será el día a día, las anécdotas que componen la cotidianeidad.

El título de la obra alude a los féretros de zinc que llegaban del Afganistán en aviones. Los soldados caían frente a muyahidines pertrechados con armas dadivosamente regaladas por EE. UU., superiores en todos los sentidos. También el equipamiento, cascos, armillas antibalas, municiones, era de calidad inferior, de manera que los soldados llegaban a comprar balas en los mercados de Kabul…. O… ¡a venderlas! A tal punto llegaba la corrupción.

Me ha llamado la atención algunas anécdotas que plasman lo que era entonces el Ejército Rojo. En una ocasión el soldado responsable de transmisiones se encontró que las dos radios portátiles de que disponía no funcionaban porque algunos dispositivos habían sido sustraídos y posiblemente vendidos en el mercado. Los oficiales le imputaron el robo. Por otro lado, era común robar munición para venderla en el mercado, quizás para ser comprada por fuerzas enemigas. Sin embargo, esta era la manera de sobrevivir, pues el rancho era escaso y de pésima calidad.
Algunos de los soldados habían llegado engañados acerca de su destino. Los oficiales les habían embaucado diciéndoles que era una oportunidad para aprender el manejo de modernos camiones, y tras firmar el contrato les metían en aviones hasta Afganistán. Allí vivían en campamentos rodeados de alambradas, sujetos a los abusos de los veteranos y de los oficiales. Caer en manos de los enemigos significaba ser torturados o sufrir graves amputaciones, por lo que era costumbre reservarse una bala para suicidarse. Volver herido y discapacitado a la URSS tampoco era gran alivio, pues allí la gente trataba de ignorar una guerra que no comprendía, al punto que era preferible mendigar como víctima de un accidente que como veterano del Afganistán.

Tras la lectura de esta obra creo entender algo más lo que ocurre actualmente en Ucrania. La gente prefiere vivir anestesiada, bajo la creencia de que viven en el mejor de los países, a abrir los ojos y enfrentar la realidad de una autocracia. Tantos siglos de zares y dictadores adormecen el sentimiento de pertenencia. Viven en un país que de manera íntima no creen suyo. Por consiguiente la patria no es una empresa para la felicidad de las personas, sino para la felicidad de una entidad abstracta representada por la cúpula dirigente…. ¡Si Marx levantara la cabeza!

Pablo Oliveras
Murcia.

 

WEBS DE INTERÉS

Revisitar la obra de William James.-

James W. Variedades de la experiencia religiosa (accesible en):

https://nytz.files.wordpress.com/2012/11/james-william-las-variedades-de-la-experiencia-religiosa.pdf

“Las variedades de la experiencia religiosa” tal vez no sea la obra más conocida de W. James, y quizás tampoco sea su obra cumbre, (podemos aseverar que tal lugar lo ocupa su Tratado de Psicología). Sin embargo “Las Variedades….” impresiona por el rigor y la amplitud de miras.

El libro parte de la idea de que no podemos confundir el fenómeno religioso con la institucionalización de la religión. La religión, ante todo, es una vivencia. Una vivencia que podemos recibir de diferentes maneras, e interpretarla también de diferentes maneras. El “hombre religioso” denostado en ocasiones como visionario, orate, enfermo, puede re-escribirse como genio, persona iluminada e iluminadora. Un hermeneuta que da sentido a la realidad, y que si triunfa no es por una manipulación de los poderes políticos de un determinado país, sino porque en alguna medida sintoniza e interpreta el sentir de millones de personas.

Por este camino James podría realizar un análisis histórico de las religiones, como intentó más tarde Bertrand Russell y sobre todo Mircea Eliade. Pero le interesa otra perspectiva más original: ahondar en la diversidad de estas vivencias existenciales que como seres humanos afrontamos cuando nos vemos “echados” en este mundo. ¿Por qué yo? ¿Por qué ahora? ¿Qué se supone que representa mi vida?…

religión.jpg

Lo que encuentra James es una “variedad”, eso es, un abanico en la manera de afrontar estas preguntas. Existe una oferta de relatos y de sentimientos religiosos, y podemos encajar mejor o peor en cada uno de ellos dependiendo de nuestra educación, por supuesto, pero, sobre todo, de nuestra manera de ser. La manera de sobrellevar los infortunios de nuestra existencia no es ajena a las opciones que elegiremos. E incluso dentro de una misma religiosidad son muchas las maneras de vivirla.

Uno de los aspectos que valoro mas de esta obra, (que el lector puede descargar en el link que reproducimos más arriba), es el abordaje del hombre común, incluso más, del hombre sencillo y carente de sensibilidad metafísica. Esta persona que detesta hablar de temas trascendentes, pero vive su vida quizás con similar intensidad a cómo la vive un religioso, y quizás con igual o incluso superior sentido ético. No estamos hablando del ateo convencido, ni tampoco del agnóstico reflexivo… estamos hablando de alguien que por principios vive su vida sin hacerse preguntas, que detesta hacerse preguntas y se limita al “ahora y aquí”. Por cierto, ¿no es eso lo que enseñan algunas escuelas budistas? Pues no, porque a esta simplicidad llegan tras un complicado circunloquio. En cambio, estas personas “están” instaladas en esta simplicidad del ahora y el aquí. Es más, sospecho la existencia de un tipo de ateo que llega a la convicción de que no hay Dios no tras un proceso de reflexión, sino por la mera ausencia de vivencia religiosa. De manera que, (y ahora sigo a James), habría personas muy inclinadas a este tipo de vivencias, mientras que también abundarían las personas sin tal tipo de vivencias, y ambas deben ser respetadas. No solo respetadas, sino comprendidas. Y en esta comprensión destaca la obra de James.

Pablo Oliveras
Murcia

El lector encontrará en el Boletin Iatrós Febrero 2010 abundantes links para ahondar en la obra de W. James:

BOLETIN IATROS, FEBRERO 2010

ARTÍCULO COMENTADO

Roberto Fernández Álvarez, Marina Nogueiras Fernández, Carlos Menéndez Villalva
Las narrativas anti-vacunas a examen. Una comparación entre las narrativas contrarias a la vacuna de la viruela y las contrarias a la vacunación contra el COVID.  Volume 27(4) Decembro 2021

https://revista.agamfec.com/viruela-y-covid-narrativas-y-creencias-antivacunas/

Los autores compararon las narrativas anti-vacunas SARS-CoV-2 con las narrativas contra la vacuna de la viruela, que se dieron en el pasado siglo XIX. Para ello realizaron una revisión histórica de narrativas contra la vacuna de la viruela, y una revisión por Internet para el COVID.

Los autores encontraron dos tipologías de argumentos:
a) Argumentos intuitivos, (que más bien podríamos cualificar de mágicos o emocionales): miedo a la muerte, a enfermedades, a la infertilidad o a la degeneración genética.
b) Argumentos racionales, (es decir, que apelan a modelos más o menos científicos, o a argumentos de apariencia científica), “aprovechan los vacíos de evidencia de las vacunas, que rellenan con conjeturas fisiopatológicas, emiten información sesgada de apariencia científica, y desacreditan argumentos contrarios”.
El conocimiento histórico de la argumentación contraria a la viruela muestra que es bastante parecida a la de ahora. Parece por consiguiente que sigue una pauta emotivo-racional, eso es, ataca tanto por el lado de las emociones como por el lado de argumentos de apariencia científica. Desde mi punto de vista conocer este paralelismo poco influirá en las personas que se oponen a las vacunas, puesto que les impulsa más la emoción que los argumentos, (y aún menos los argumentos de tipo histórico). Sin embargo, desde el punto de vista del estudio de las argumentaciones, ofrece un material que sugiere una regularidad en la construcción de dichos argumentos. Tanto en el caso de la viruela como del COVID, esta actitud anti-vacunas hubiera conducido a un estancamiento científico. También la aparición de colectivos contrarios a las políticas aceptadas por el poder político debiera hacernos pensar que hay algo así como una reactividad social a las órdenes impuestas, y el aliciente añadido para algunas personas, de destacar y hacerse famosos, aunque sea de manera espuria.

VIDEO RECOMENDADO

El efecto Pinocho, o cuando alguien miente…

¿Somos capaces de detectar a un niño que miente? Pensamoq eu lo somos, pero los estudios de campo demuestran lo contrario. En esta charla Kang Lee expone sus conclusiones: los niños solo pueden mentir cuando desarrollan un alto control sobre sus emociones, y solo cunado adquieren una Teoría sobre el Otro, es decir, si creen que esta mentira será creída y tendrá alguna utilidad para él o ella. Para detectar las mentiras de manera fiable (85% de fiabilidad, según Kang Lee), el autor ha desarrollado un sistema llamado transdermal videoimages, que consiste en filmar la cara de la persona con un detector de calor que señala el flujo de sangre. Con esta técnica ha descrito el “efecto Pinocho”, que consiste en que la circulación de sangre decrece en las mejillas y en cambio aumenta en la nariz.  Este efecto deriva de la carga emocional que suscita el hecho de mentir. Otras consecuencias y aplicaciones de esta técnica pueden verse en el vídeo que recomendamos.

La Redacción.-

En caso de que los subtítulos no los veas en español puedes visualizar el video en Youtube o escoger esta opción si sigues este link.

Compartir este Contenido:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp